Navidad 2016

Frutas de verano: Beneficios para tu salud

Frutas de verano: Beneficios para tu salud

Frutas de verano: beneficios para tu salud. Las frutas de temporada, como el melón, la sandía o las ciruelas, por sus altas propiedades nutritivas, son un excelente e indispensable aliado para cuidar nuestro cuerpo. Lo aconsejable es consumir cinco piezas de fruta o verdura al día, un consejo que no siempre seguimos al pie de la letra. Descubre los beneficios y propiedades de las frutas de verano.

por en Alimentación, Nutrición, Prevención, Salud de Mujer, Consejos, Médicos
Última actualización:

    fruta de verano

    Frutas de verano: beneficios para tu salud. Incluir frutas veraniegas, como el melón o la sandía, no solo te ayudará a mantener una dieta sana y equilibrada, sino que son un buen aliado para no ganar peso, prevenir enfermedades e hidratar tu cuerpo para combatir las altas temperaturas. Lo más recomendable es consumir cinco piezas de fruta o verdura al día, un consejo que no siempre seguimos al pie de la letra. Descubre las propiedades y los beneficios que le reportará a tu organismo no olvidarse de tomar fruta todos los días.


    Llega el verano, temporada de descanso y vacaciones, aunque no por ello debemos descuidar nuestra salud y nuestra alimentación. Y un buen aliado son las frutas propias de la temporada veraniega, como el melón, la sandía, las ciruelas o los melocotones. ¿Sabías que tienen un montón de propiedades y que además te ayudan a mantener la figura? Gracias a su alto contenido en agua, ayudan a hidratar nuestro cuerpo y al funcionamiento de nuestros riñones. A esto hay que sumarle que mejoran el funcionamiento del intestino, del aparato digestivo y refuerzan nuestros huesos y dientes. La fruta, por ello, es uno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea, y un buen remedio para combatir las altas temperaturas y las olas de calor.

    Otra de los beneficios de las frutas veraniegas son su alto contenido en vitaminas A (Beta carotonos), B y C.

    Esta última ayuda a prevenir las infecciones y a la cicatrización de heridas.

    • El melón, por ejemplo, nos aporta una importante dosis de vitamina C y A y es un buen antioxidante que ayuda a combatir los problemas y riesgos cardiacos. Por si fuera poco, una ración de melón nos aporta carbohidratos, calcio, potasio, fósforo, magnesio. Su bajo contenido en energía lo hace muy recomendable si estás siguiendo una dieta.
    • La sandía, por su parte, también supone un buen aporte de vitamina C. Tiene efectos diuréticos y un alto contenido en vitaminas A, B1 y B2.
    • Y qué decir del melocotón. Una pieza de fruta nos aporta calcio, manganeso, vitamina B, fósforo y potasio. Además, por su contenido en magnesio, es aconsejable su consumo en los días previos a la menstruación y como sustitutivo del chocolate.
    • Y, por último, vamos a hablar de las ciruelas, una fruta que, aunque pequeña, no solo a retrasar el envejecimiento, sino que previene el colesterol y el estreñimiento. Contiene fibra, potasio, hierro, fósforo y vitamina E, entre otros.

    El consumo de fruta, por sus propiedades nutritivas, es fundamental en el desarrollo y crecimiento de los niños y durante el embarazo.

    599

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónPrevenciónSalud de MujerConsejosMédicos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares