Navidad 2016

Gastroenteritis en verano: ¿Cómo prevenirla?

Gastroenteritis en verano: ¿Cómo prevenirla?

Gastroenteritis en verano: ¿Cómo prevenirla? Es uno de los trastornos digestivos más frecuentes durante los meses de verano, siendo la ingesta de alimentos o agua en mal estado las causas más comunes de infección o contagio. Los síntomas suelen durar unos días, pero se puede complicar y sobre todo hay que vigilar que nos nos deshidratemos, la principal consecuencia de este trastorno digestivo.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Gastritis, Intestino
Última actualización:

    gastroenteritis verano

    Gastroenteritis en verano: ¿Cómo prevenirla? Es uno de los trastornos más comunes durante la época veraniega, producida por la inflamación de la mucosa del intestino o del estómago. Comer alimentos en mal estado o beber agua que no ha sido tratada de manera correcta son de las causas más frecuentes de gastroenteritis, pero no la única, porque se trata de una dolencia contagiosa. Los síntomas más comunes, vómitos, episodios de fiebre, dolor en la zona abdominal y diarrea, y suelen durar entre tres y cinco días, pero conviene consultar al médico para evitar otros problemas de salud más severos, como colon irritable o diarreas ulcerosas.


    La deshidratación es la principal consecuencia que puede conllevar la gastroenteritis, una de las dolencias o trastornos digestivos más comunes de los meses de verano, generalmente causada por una ingesta incorrecta de alimentos o de agua. La gastroenteritis puede ser provocada por un virus o una bacteria, como la salmonella, la cual se transmite a través de los alimentos. Y es que romper la cadena del frío o comer alimentos en mal estado puede provocarnos una gastroenteritis, cuyos principales síntomas son mareos, náuseas, vómitos, fiebre, dolor abdominal, dolor de cabeza y malestar general. Tal y como hemos señalado la gastroenteritis puede provocar deshidratación o pérdida de reservas hídricas, sobre todo en los más pequeños y los más mayores. Si el niño tiene la boca seca, dificultades para orina, los ojos hundidos o triste puede padecer deshidratación. Un consejo pediátrico, es aconsejable suplir la pérdida de agua con suero de rehidratación oral, y no con bebidas isotónicas edulcoradas. También es efectivo el suero casero (agua, sal, limón y bicarbonato).

    Los síntomas de la gastroenteritis suelen remitir en unos días, aunque si se complica puede durar hasta dos semanas, de ahí que debamos consultar siempre al médico, para seguir el tratamiento correcto y evitar otros problemas digestivos e intestinales, como diarreas ulcerosas o colon irritable.


    Es muy importante, sobre todo durante los viajes, beber solo agua embotellada y evitar los alimentos como las salsas, productos de pastelería, carne picada o huevo. Aunque la intoxicación alimentaria más común durante el verano suele ser la producida por la salmonella, no es la única, ya que también hay que tener cuidado con ciertos pescados y mariscos crudos, la carne cruda de vacuno y la leche sin pasteurizar.

    El tratamiento más común es administrar suero salino para rehidratarnos y reponer las pérdidas hídricas.


    Poner en práctica algunos sencillos consejos nos puede evitar un susto y una molestia para nuestra salud:

    • Extremar el consumo de mariscos y pescados crudos.
    • Vigilar el cuidado de los alimentos, manteniéndolos refrigerados y evitando los que hayan estado más de 24 horas a temperatura ambiente.
    • No tomar alimentos de los que desconozcamos la procedencia ni el tiempo que llevan preparados.
    • A la hora de beber, cuidado, mejor embotellada si no sabemos de dónde viene. Si solo tenemos la opción del agua del frío, pero nos genera dudas, antes de tomarla, hervirla.

    695

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludGastritisIntestino

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares