Navidad 2016

Gimnasia en casa: Ejercicios para un físico sano

Gimnasia en casa: Ejercicios para un físico sano

Gimnasia en casa: Ejercicios para un físico sano. Los beneficios de mantenernos activos y realizar ejercicio son incuestionables, y no siempre es necesario salir de casa para mantener un entrenamiento constante y tonificar nuestros músculos. Unos sencillos ejercicios son el mejor aliado para mantener un físico sano.

por en Fitness, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, En Forma
Última actualización:

    gimnasia en casa

    Gimnasia en casa: Ejercicios para un físico sano. Mantenernos activos y realizar ejercicio físico, al menos tres veces por semana, son dos de las premisas saludables para mantener nuestro cuerpo en forma. Y no siempre es necesario salir de casa para tonificar nuestros músculos. El gimnasio lo traemos a casa, con unos sencillos ejercicios que nos ayudarán a mantener un entrenamiento constante. Ejercicios para el abdomen, caderas, espalda, piernas, cuello y hombros.


    Para mantenernos en forma, y con los músculos tonificados, unos sencillos ejercicios que podemos practicar en casa son un perfecto aliado. No siempre es necesario salir al aire libre para cumplir con la premisa de practicar ejercicio al menos tres veces a la semana. Los beneficios de la actividad física–incluido a nivel emocional- son incuestionables. Nuestro cuerpo necesita unos mínimos cuidados, y entre ellos está el de movernos. Estos ejercicios nos ayudarán a mantener nuestros músculos en forma. Y para motivarnos al realizarlos, un poco de música.


    Boca arriba, con la espalda bien apoyada en el suelo, rodillas flexionadas y pies distanciados. Extiende los brazos a lo largo de las caderas. Inspira levantando la cabeza, el cuello, los hombros y la parte superior del busto hasta tocar las rodillas. Mantén la posición durante cuatro segundos y vuelve a la posición inicial espirando. Descansa unos segundos y repite el ejercicio manteniendo las piernas firmes. Completar dos series de diez repeticiones.


    De pie, piernas abiertas y manos sobre las caderas. Baja lentamente la cabeza e intenta tocar el pecho con el mentón. Mantén la posición unos segundos y vuelve a la posición inicial. Poco a poco, echa la cabeza hacia atrás y mantén la posición durante unos segundos para volver a la posición inicial.

    Repite el ejercicio después llevando la cabeza a la derecha y a la izquierda. Completar dos series de dos repeticiones.


    Boca arriba, con la espalda bien apoyada en el suelo, brazos abiertos a la altura de los hombros y piernas completamente extendidas. Dobla las rodillas y llévalas lentamente al pecho. Gira las rodillas hacia la izquierda, tratando de tocar el suelo, sin arquear la espalda. Mantén la posición durante 4 ó 5 segundos y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio con la parte derecha. Completa dos series de cinco repeticiones.


    De rodillas, a gatas, mira hacia el suelo y con la espalda recta. Desplaza la pierna izquierda hacia atrás, manteniéndola tensa y paralela al suelo. Aguanta la posición durante algunos segundos y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio diez veces y posteriormente cambia de pierna.


    De pie, detrás de un taburete, y con las manos a lo largo de las caderas. Levanta los talones del suelo. Pon las manos en el asiento del taburete, llevando hacia adelante el busto, sin arquear la espalda. Dobla un poco las rodillas y lleva atrás la pierna izquierda tensa, apoyando el talón en el suelo. Con una ligera flexión de la rodilla, estira la pantorrilla. Mantén la posición 20 segundos y repite el ejercicio con la otra pierna. Completa dos series de cinco repeticiones.

    717

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FitnessPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEn Forma

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares