Navidad 2016

Glucosa alta o baja: Valores y remedios

Glucosa alta o baja: Valores y remedios

Glucosa alta o baja: Valores y remedios. Tener la glucosa alta o baja puede ser perjudicial para la salud, por lo que conviene controlar los niveles. Un control en el que tiene mucho que decir la dieta y el estilo de vida saludable.

por en Diabetes, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    glucosa en sangre

    ¿Glucosa alta o baja? Para responder a esta pregunta, lógicamente, es necesario comprobar los valores de glucosa en sangre. Pero, ¿qué sucede si los valores son demasiado altos o bajos? ¿Cuáles son los remedios más efectivos? Vamos a tratar, más detenidamente, todos estos aspectos.


    Tener la glucosa alta o baja puede suponer un riesgo para nuestra salud, por lo que conviene controlar de manera periódico los valores de glucosa en sangre y, sobre todo, resolver todas aquellas dudas que, en un determinado momento, pueden ayudarnos a controlar mejor los niveles.


    La glucosa es azúcar, uno de los elementos que interviene en el metabolismo energético celular y que se introduce en el organismo a través de los alimentos. De ahí, la importancia de elegir los alimentos más sanos y adecuados para mantener equilibrados los niveles de glucosa. Controlar estos valores es importante, y no solo en el caso de las personas con diabetes, ya que hay que recordar que estamos ante una patología que, en sus inicios, puede ser silenciosa, es decir, no manifestarse con signos evidentes. Los valores de glucosa en la sangre dependen de la dieta y los hábitos de vida saludables, sin olvidar la influencia de las hormonas. La regulación hormonal de la glucosa en la sangre, en particular, es responsabilidad y acción directa de las hormonas hiperglucémicas, tales como glucagón o los hipoglucemiantes, como la insulina.


    Para conocer cuáles son los niveles de glucosa del organismo hay que realizar un análisis de sangre. Los valores de glucosa en la sangre se traducen, en pocas palabras, en la concentración de este azúcar en la sangre. La concentración de glucosa, en términos generales, debe ser el resultado de un equilibrio entre la cantidad de azúcar introducido en el cuerpo a través de la dieta o los alimentos y la cantidad de la misma utilizada por las diversas partes del cuerpo.

    Si el equilibrio de los valores no se mantiene, a menudo puede derivar en problemas de regulación hormonal, pudiendo experimentar hipoglucemia o hiperglucemia, situaciones caracterizadas respectivamente por niveles altos o bajos de glucosa en la sangre.

    Para obtener una evaluación fiable hay una serie de valores de referencia, es decir, los niveles considerados normales. En particular, en ayunas, la concentración de glucosa debe estar entre 70 y 100 mg/dl. En contraste, los valores entre 100 y 126 mg/dl se consideran de riesgo. En este caso, la persona sufre de intolerancia a la glucosa en ayunas y, en consecuencia, sin medidas preventivas adecuadas (dieta o medicamentos específicos) puede desarrollar diabetes con el tiempo. Si, por el contrario, el nivel de glucemia en ayunas es superior a 126 miligramos por decilitro de sangre, el riesgo de la diabetes es aún más concreto y real.


    Si las lecturas de los niveles de glucosa en la sangre son demasiado altos o demasiado bajos, es aconsejable recurrir inmediatamente al médico para realizar un examen más en profundidad y, sobre todo, establecer las medidas correctivas necesarias. La dieta puede ser útil, si los desequilibrios son limitadas. La alternativa, en presencia de los trastornos más graves, como la diabetes, puede requerir medicamentos específicos.

    También te puede interesar: 10 síntomas de salud que no debes pasar por alto y valores de glucosa en sangre: cuándo buscar atención médica.

    753

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DiabetesEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares