Granos: señales para saber si hay que preocuparse

Además de antiestéticos, los granos pueden delatar problemas de salud más serios por lo que conviene prestar atención a la piel.

por , il

    Granos: señales para saber si hay que preocuparse

    Los granos son una imperfección de la piel que revela nuestro estado de salud. Los granos en la cara son los más antiestéticos, pero pueden salir en cualquier parte del cuerpo. Y es precisamente la zona en la que aparecen la que desvela más pistas sobre la salud y la causa que está detrás de su aparición.

    El tipo de piel, los malos hábitos, los cambios hormonales y la higiene son algunos de los factores que influyen en la mayor o menor predisposición a que salgan granos. Cuando se convierte en un problema frecuente, y en mayor cantidad en determinadas zonas corporales, conviene consultar al médico.

    Granos por zonas

    Granos en la espalda, en el pecho, en el abdomen, en la cara… Descubre qué significan los granos en diferentes partes del cuerpo.

    Granos en la frente

    Los granos en la parte superior de la frente puede indicar problemas del sistema digestivo e intestinal. Conviene aumentar la ingesta de agua para depurar el organismo, ya que el exceso de toxinas acumuladas favorece la aparición de estos granos.

    Si los granos aparecen en la parte inferior de la frente podría indicar un problema en el corazón. Sería aconsejable realizar un chequeo médico, así como revisar la dieta limitando la ingesta de grasas. Hacer ejercicios de cardio también es bueno.

    Granos en las orejas

    Los granos en las orejas pueden ser señal de que no prestamos suficiente atención a los riñones. Probablemente no bebemos suficiente agua o nuestra dieta es demasiado alta en sal. Hay que tomar más líquidos para desintoxicar y limitar las grasas animales y azúcar refinado.

    Granos alrededor del ojo

    Cuando los granos aparecen alrededor del ojo o entre las cejas pueden alertar sobre el estado de salud del hígado. Para ayudar a depurar el hígado naturalmente hay que revisar la dieta incluir alimentos diuréticos y depurativos.

    Granos en las mejillas

    Los granos en la zona superior de las mejillas indicarían que los pulmones trabajan con dificultad, sobre todo en el caso de los fumadores. El mejor consejo es dejar de fumar y pasar más tiempo al aire libre. Los granos en la zona inferior de las mejillas indicarían problemas con los dientes y encías.

    Granos en la barbilla

    Los desequilibrios hormonales suelen ser la causa más común de los granos en la barbilla. También pueden indicar alergia o intolerancia alimentaria, en cuyo caso conviene revisar la dieta y eliminar aquel alimento o sustancia que provoca la reacción y los granos.

    Granos en el pecho

    Los problemas de digestión y las dietas desequilibradas suelen estar detrás de los granos en el pecho, aunque también pueden deberse a un desequilibrio hormonal. El exceso de sudoración al llevar ropa muy ajustada favorece su aparición.

    Granos en los hombros

    Los cambios hormonales, especialmente el descenso de estrógenos en la mujer, son la causa más común de los granos en los hombros. También pueden ser una señal de estar sometido a mucho estrés o ansiedad, haciéndose extensivos los granos a la espalda.

    Granos en el abdomen

    El abdomen es una zona poco común de aparición de los granos, y cuando sucede puede ser indicativo de una dieta demasiado rica en azúcar. Si no desaparecen, conviene realizar una analítica para medir los niveles de azúcar en sangre.

    Granos en los muslos y glúteos

    La aparición de granos en los muslos puede ser señal de problemas de circulación o de falta de vitaminas. Cuando aparecen en los glúteos, la causa más común son los problemas digestivos provocados por una alimentación desequilibrada.