Hepatitis B: síntomas, transmisión, contagio y consecuencias

Hepatitis B: síntomas, transmisión, contagio y consecuencias

La hepatitis B es una grave infección del hígado causada por el VHB. ¿Cómo se transmite?, ¿cuáles son sus consecuencias?

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    La Hepatitis B, tal y como la define la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una infección hepática severa causada por el virus de la hepatitis B (VHB), un virus potencialmente peligroso ya que puede sobrevivir hasta 7 días fuera del organismo, tiempo en el que todavía tiene la capacidad de contagiar a una persona. La Hepatitis B puede tener serias consecuencias para la salud, derivando en una posible hepatopatía crónica y con un alto riesgo de cirrosis y cáncer hepático. Desde el año 1982 se cuenta con una vacuna contra la hepatitis B, con un nivel de eficacia en la prevención de la enfermedad del 95%.

    La Hepatitis B puede ser aguda o crónica. En el primer caso la hepatitis B tiene una duración de unos 6 meses; en el segundo caso, en cambio, la hepatitis dura más 6 meses, debido a que el sistema inmunológico es incapaz de combatir el virus, pudiendo volverse crónica la infección.

    En líneas generales, si bien los síntomas pueden variar de una persona a otra, la infección viral del hígado causa fatiga, debilidad, pérdida de apetito y, a nivel emocional, apatía y desgana frente a las obligaciones diarias. Otros síntomas que pueden aparecer son náuseas, dolor abdominal, dolores de cabeza y cambio de tonalidad de la piel (tornándose más amarillenta).

    La enfermedad no siempre se manifiesta de forma clara, pudiendo confundirse los síntomas con otras patologías en las primeras etapas, sobre todo en invierno, cuando la probabilidad, por ejemplo, de contraer una gripe es frecuente, un trastorno que también suele venir acompañada de dolor de huesos, fatiga o fiebre. Otras señales que podrían alertarnos de un problema del hígado es el aumento de la cantidad de orina, con un color más intenso, o las heces de un color claro.

    Transmisión y contagio

    ¿Cómo se transmite la hepatitis B? El virus VHB puede ser transmitido a través de la sangre, orina, semen u otros fluidos corporales. Otra posibilidad de infección es el intercambio de jeringuillas, debido a que el virus de la hepatitis B se transmite fácilmente a través de agujas contaminadas con sangre infectada. Incluso los pinchazos accidentales con agujas contaminadas pueden ser una preocupación para los trabajadores de la sanidad.

    Las mujeres embarazadas pueden transmitir el virus a sus bebés durante el parto. La infección también es posible en el periodo de lactancia.

    Hay un dato a tener en cuenta, y es que en torno al 10% de los pacientes que se infectan con el virus no desarrollan la enfermedad, aunque sí se convierten en portadores y fuente potencial de infección para otras personas.

    Es importante diagnosticar lo antes posible la enfermedad para ralentizar su evolución y el daño al hígado. Para diagnosticar la enfermedad se utilizan algunas pruebas de sangre. En particular, las pruebas se llevan a cabo para determinar si podemos transmitir el VHB, para detectar la presencia de anticuerpos contra el virus, para ver si hubo una infección en el pasado o si actualmente tenemos la enfermedad. Lógicamente, si conocemos el modo de transmisión de la hepatitis B, será más fácil evitar el riesgo de contagio y tomar las debidas precauciones (utilizar protección en las relaciones sexuales, no reutilizar agujas…).

    En el caso de los médicos, enfermeras y personal sanitario deben tomar precauciones especiales, como utilizar guantes, máscaras y cualquier otra protección que impida el paso del agente patógeno de una persona infectada a una sana.

    Una infección del hígado causada por el virus VHB puede derivar en serias consecuencias. Entre ellas, la cirrosis, una reacción inflamatoria que da lugar a la formación de cicatrices en el tejido del hígado. Esto pone en peligro la capacidad del órgano para funcionar de manera correcta. También puede causar insuficiencia hepática aguda que, en algunos casos, puede requerir un trasplante de hígado para sobrevivir. La hepatitis B crónica también puede implicar problemas de riñón, inflamación de los vasos sanguíneos, vasculitis y cáncer de hígado.

    También te puede interesar: Hepatitis C: La enfermedad silenciosa por excelencia y todo sobre el dolor del hígado: causas, síntomas y remedios.

    921

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares