Navidad 2016

Herpes labial: ¿Qué es y cómo se trata?

Herpes labial: ¿Qué es y cómo se trata?

Herpes labial: ¿Qué es y cómo se trata? Además de molesto, el herpes labial puede producir dolor y una sensación de picor y resquemor en la zona afectada. Aparece en la zona de la boca, en los labios, aunque puede extenderse a otras partes de la cara como los ojos. De sencillo tratamiento, es conveniente consultar al médico para evitar precisamente que se extiendan o que reaparezcan de manera periódica.

por en Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel
Última actualización:

    herpes labial

    Herpes labial: ¿Qué es y cómo se trata? Es un problema de la piel, contagioso, pero que de igual manera se puede tratar rápidamente. Aparece en el borde de los labios y tiene un origen vírico (virus del herpes simple). Se caracteriza por el escozor o picor que produce, debido al agrupamiento de granitos y vejiguillas que dejan rezumar, cuando se rompen, un líquido que al secarse forma costra. Es uno de los molestos síntomas que puede producir el herpes labial.


    El herpes labial en un trastorno de la piel que aparece en el contorno de la boca, alrededor de los labios en concreto. Sus síntomas más comunes son picor o una sensación de ardor en la zona afectada incluso antes de que aparezca el herpes, pequeños granitos o ampollas (también denominadas vesículas) que terminan por formar una costra y, en condiciones normales, desaparecen en una media de una semana o diez días. Hay que tener en cuenta que el herpes labial está producido por una infección, la cual puede pasar desapercibida. Es, en concreto, la infección por el virus del herpes simple, cuyos factores desencadenantes pueden ser diversos, si bien médicos y especialistas subrayan el estrés, la ansiedad, la exposición prolongada al sol, fiebre, la menstruación e, incluso, una extracción dental.

    El herpes es, sobre todo, contagioso, por lo que en caso de padecer herpes labial se recomienda evitar compartir, por ejemplo, las toallas o la almohada de dormir, así como otros objetos personales. Es aconsejable, igualmente, no tocarse el herpes con las manos y lavar con cuidado la zona de la cara afectada, utilizando un jabón antiséptico. Para calmar el dolor, otro de los molestos síntomas del herpes labial, una buena ayuda es aplicar hielo en la zona afectada.


    Ante la aparición de un herpes labial es aconsejable consultar al médico, tanto para el tratamiento correcto como para evitar que el herpes pueda extenderse al resto de la boca e, incluso, hacia los ojos. La reiterada aparición de herpes es un signo de alerta que no debemos pasar por alto. El tratamiento más común es una crema antiviral de venta en farmacias y cuando ya ha formado la costra, un antiséptico. Para protegernos del sol, lo mejor es utilizar un protector labial.


    El tomillo, la melisa y la equinácea son tres plantas que pueden ayudar al tratamiento natural del herpes labial, realizando lavados frecuentes de la zona con la infusión. Además, previenen la reaparición del herpes. Por su parte, la caléndula en pomada ayuda a la cicatrización. Unas de las plantas más conocidas, la manzanilla, también puede ser un buen remedio para aplicar, con compresas calientes sobre la zona, por sus propiedades antisépticas que ayudan a reparar la piel. La salvia, entre sus múltiples propiedades, también está de ser una buena aliada para aplicar sobre el herpes y reducir los síntomas.

    674

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares