Himen: Qué es y características

¿Sabes qué es el himen y dónde está realmente? Es hora de conocerlo mejor, y sobre todo desmontar algunas creencias erróneas.

por , il

    Himen: Qué es y características

    El himen es una fina membrana de los órganos reproductivos femeninos; en concreto, el repliegue membranoso que cierra parcialmente el orificio vaginal. ¿Para qué sirve el himen femenino?, ¿qué pasa cuando se rompe? Descubre las respuestas a éstas y otras preguntas relacionadas con una de las zonas más íntimas de la mujer.

    De forma común se asocia el himen con la virginidad, una relación meramente simbólica y que ha generado algunas creencias erróneas, porque lo cierto es que es uno de los grandes desconocidos de la salud de los órganos reproductivos femeninos. De hecho, las relaciones sexuales son solo una de las causas de rotura del himen, siendo normal incluso que se rompa antes de mantener la primera relación sexual.

    Por su fragilidad y elasticidad, el himen puede romperse por una caída o accidente, o realizando deportes tan comunes como gimnasia rítmica o montar a caballo.

    ¿Para qué sirve el himen?

    A pesar del valor cultural que se le ha otorgado durante décadas, lo cierto es que el himen no tiene una función biológica específica, aunque esto no quiere decir que no se le deba prestar atención.

    ¿Cómo es el himen y dónde se encuentra?

    El himen es un tejido elástico incompleto, entre blanco y rosado en función del grosor, y que se encuentra en la entrada de la apertura vaginal. Hay diferentes tipos de himen, y además su forma y tamaño varían de una mujer a otra y a lo largo de su desarrollo desde la infancia, pubertad y edad adulta. De hecho, el grosor del himen va disminuyendo por efecto de los estrógenos.

    Tipos de himen

    • Himen normal: Es el más común, con forma de media luna, cubre parcialmente la vagina.
    • Himen microperforado: Una fina membrana cubre casi totalmente la apertura vaginal. El flujo menstrual puede salir al exterior aunque la abertura sea muy pequeña.
    • Himen septado: Presenta dos orificios en lugar de uno, separados por una membrana en el medio.
    • Himen imperforado: La membrana cubre totalmente la abertura de la vagina, sin orificios, impidiendo que la sangre fluya fuera. No es un tipo muy común, y no será hasta la primera regla cuando pueda comenzar a causar problemas. En este caso es necesario cirugía menor.

    También te puede interesar: Consecuencias del estrés y la ansiedad en los órganos sexuales femeninos y descubre las tiras que detectan la infección vaginal: cómo usarlas.