Hiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudor

Hiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudor. Puede ser un incómodo problema, sobre todo cuando el exceso de sudoración se presenta en momentos puntuales. No obstante, prevenir el exceso de sudor, y el olor corporal que puede acompañarlo, puede ser sencillo, siguiendo unos consejos de higiene correcta y de utilización de productos como desodorantes y antitranspirantes, entre otros.

Hiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudor
  • Comenta
sudor prevenir

Hiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudorHiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudor. De entrada, hay que señalar que el sudor desempeña un papel fundamental, entre otros regulando la temperatura corporal. Agua y sales minerales son el principal componente del sudor, el cual también puede convertirse en un incómodo problema cuando se suda en exceso. Es lo que se conoce como hiperhidrosis. Un problema que se puede combatir. Una higiene correcta, el uso de desodorantes y antitranspirantes, así como optar por prendas de materiales más sintéticos y que previenen el exceso de sudor.

El exceso de sudoración o hiperhidrosis es un problema mucho más común del que pensamos. Sudar demasiado puede convertirse en un incómodo problema en determinados momentos. Se estima que una persona, en condiciones normales, puede sudar aproximadamente un litro al día, una cantidad que se puede superar cuando se practica algún tipo de actividad física o simplemente por la subida de las temperaturas. Los niños y las personas mayores suelen sudar menos. El motivo es que en un caso las fibras nerviosas que se encargan de regular la sudoración o el pulso no están lo bastante desarrolladas y, en el otro caso, por la edad han visto mermada su capacidad.

El sudor en sí es inodoro, sin embargo solemos achacarle la responsabilidad del olor que puede desprender nuestro cuerpo, lo que sería el mal sudor. Pero las que se encargan de liberar esencias con olor son las glándulas apocrinas (glándulas sudoríparas), las cuales se localizan fundamentalmente en la zona de la axilas, inglés y alrededor de los pezones. Es cuando en la piel aparecen las bacterias que se forman al secretar sudor apocrino cuando puede conllevar un exceso de olor corporal. También algunos alimentos, como el ajo, o determinados fármacos, pueden alterar la composición y el olor del sudor.

El exceso de sudoración es un problema físico, pero que también puede conllevar problemas emocionales, ya que puede generar inseguridad o pérdida de confianza y autoestima, especialmente entre las personas más jóvenes. Hay además etapas de la vida que influyen en una mayor sudoración, por ejemplo durante el periodo de embarazo o la menopausia. Los episodios de ansiedad o determinadas infecciones también pueden hacer que se sude más. Cuando el exceso de sudoración se localiza en las palmas de las palmas se denomina hiperhidrosis palmar, si bien también se pude localizar en otras zonas concretas como los pies, las axilas o la cara, donde abundan las glándulas sudoríparas.

Recomendaciones contra el sudor y el olor corporal

Entre los consejos aportados por los médicos y especialistas, estos son algunos de los esenciales y que mejor nos pueden ayudar a prevenir el exceso de sudoración:

  • Los desodorantes, aunque mitigan el olor que desprende el sudor, no evita la transpiración. Los antitranspirantes, por su parte, taponan las glándulas gracias a la acción de las sales de aluminio evitando el sudor.
  • A la hora de la ducha o el baño, enjabonarse bien todas las partes del cuerpo, especialmente zonas como las axilas.
  • El jabón que contiene clorhexidina es una alternativa que funciona en los casos de sudoración excesiva o fuerte olor corporal.
  • La ropa también puede jugar en nuestra contra, por lo tanto, como opción, lo más recomendable, sobre todo si practicamos deporte, es optar por las prendas de materiales sintéticos en lugar del algodón. Y en cuanto al calzado, mejor evitar los cerrados para la sudoración del pie. También se puede recurrir a las plantillas que absorben la humedad o calcetines antisudor.
  • Si los problemas persisten, podemos recurrir a los tratamientos médicos (antitranspirantes, fármacos anticolinérgicos, entre otros).

Hiperhidrosis: Consejos para prevenir el mal sudor

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

martes 23/10/2012 escrito por Isabel en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba