Navidad 2016

Hipersomnio: ¿Necesitas dormir más de 10 horas?

Hipersomnio: ¿Necesitas dormir más de 10 horas?

Hipersomnio: ¿Necesitas dormir más de diez horas? Un desorden del sueño que se caracteriza por la necesidad de dormir más de diez horas y, pese a ello, no desaparece la sensación de cansancio mental y la somnolencia diurna. Un trastorno que puede condicionar la calidad de vida de quien la padece y en cuyo origen han indagado los investigadores para desvelar que la causa de este problema radica en el cerebro.

por en Enfermedades frecuentes, Noticias Médicas, Prevención, Salud de Mujer, Dormir
Última actualización:

    hipersomnio

    Hipersomnio: ¿Necesitas dormir más de 10 horas? Y, pese a ello, ¿sigues teniendo sueño? De entrada, podemos estar ante los síntomas de un trastorno denominado hipersomnio y cuya causa parecen haber desvelado los investigadores de la Universidad de Emory, en Estados Unidos. Clave que estaría en el cerebro y, en concreto, en el líquido cefalorraquídeo, el cual tiene la capacidad de actuar como un somnífero que produce nuestro propio organismo. ¿En qué se diferencia este trastorno de otros?, ¿se puede prevenir?


    El hipersomnio, diferente a la apnea del sueño o la narcolepsia, se caracteriza por la necesidad de dormir más de diez horas diarias sin una causa aparente. Horas de sueño que, sin embargo, no se traducen en estar más despiertos durante el día. A diferencia de los pacientes que sufren narcolepsia, en el caso del hipersomnio no se quedan dormidos de manera súbita ni llegan a perder el control muscular.

    Aunque el origen de este trastorno o desorden del sueño sigue siendo una incógnita, los investigadores parecen haber dado un paso más para hallar la respuesta, la cual, según los investigadores de la universidad estadounidense de Emory, podría estar en el cerebro. En concreto, en el líquido cefalorraquídeo y su capacidad de actuar como un somnífero. Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Science Translational Medicine.

    Para llevar a cabo este estudio, se contó con la participación de siete pacientes con problemas de somnolencia diurna pese a que estaban tomando estimulantes. En este caso, se les sustituyó su tratamiento por un medicamento denominado Flumazenil y que se utiliza para los casos de sobredosis de sedantes con pastillas como el valium o las benzodiacepinas. Los resultados fueron que el fármaco administrado logró contrarrestar al somnífero natural que produce el organismo.

    Al tratarse de un estudio con un limitado número de pacientes, se necesitan más investigaciones para corroborar los datos, aunque los resultados permiten a los investigadores mostrarse optimistas.

    Tal y como señalan los autores del estudio, los pacientes con hipersomnio no logran estar totalmente despiertos durante el día, con una sensación de cansancio mental continuo y pese a haber dormido un elevado número de horas. Además, en los casos más graves, los pacientes pueden tener una sensación similar a la de estar sedados, un nivel de alteración que, como subrayan los especialistas, puede tener serias consecuencias para la salud y la calidad de vida de quien lo padece.

    Estamos ante un trastorno que se puede tratar, generalmente con fármacos estimulantes. Tratamiento que es aconsejable acompañar con otros hábitos en el estilo de vida. Así, por ejemplo, se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicos y de otros fármacos o el evitar retrasar la hora de acostarse (bien por motivos de trabajo o por actividades sociales). Entre los indicios o señales de que podemos estar ante un caso de hipersomnio, las cuales pueden manifestarse durante la adolescencia, se incluyen las dificultades para despertarse después de un sueño largo (despertarse desorientado o confundido), dormir la siesta sin que ayude a aliviar el sueño o el incremento de las horas de descanso. Otros síntomas que también pueden aparecer, precisamente por las dificultades para sentirse descansado, son ansiedad, estrés, irritabilidad, dificultades de concentración, despistes de memoria, decaimiento o pérdida de apetito.

    698

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesNoticias MédicasPrevenciónSalud de MujerDormir

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares