Hipertrofia muscular: Qué es y cómo evitarla

La hipertrofia muscular no solo se traduce en más músculo, también puede conllevar aumento de peso. ¿Cómo se desarrolla?

por , il

    Hipertrofia muscular: Qué es y cómo evitarla

    La hipertrofia muscular es el aumento del tamaño de las células musculares y, por tanto, de las fibras musculares y del músculo. La hipertrofia muscular es habitual en deportistas que practican deportes en los que se repiten movimientos de manera continuada, como culturismo o halterofilia, entre otros. Pero no siempre es sinónimo de salud y buena musculatura.

    La hipertrofia muscular fisiológica se logra con entrenamiento y la práctica de ejercicios para desarrollar músculo. Pero también puede darse hipertrofia muscular patológica (vinculada a enfermedades como hipertrofia ventricular, síndrome de Kocherm, entre otros) o por el uso de esteroides o anabolizantes.

    Tipos de hipertrofia muscular

    • Hipertrofia muscular transitoria: Causada por una retención de líquidos en las células musculares, provocando su aumento de volumen.
    • Hipertrofia muscular crónica: Causada por el aumento de células musculares y del volumen de éstas. Suele aparecer por un estímulo hormonal o por el incremento de nutrientes y oxígeno.

    Causas de la hipertrofia muscular

    ¿Cómo se desarrolla la hipertrofia muscular? La hipertrofia no solo significa más músculo, también más peso. Existen varios factores que pueden explicar su aparición y desarrollo:

    • Aumento de la ingesta de proteínas en la dieta.
    • Consumo de suplementos alimenticios.
    • Entrenamiento físico.
    • Uso de hormonas.
    • Factores genéticos.
    • Edad (el mayor desarrollo muscular se produce en la adolescencia).

    Síntomas de la hipertrofia muscular

    • Aumento de la masa muscular.
    • Incremento de la fuerza muscular.
    • Retención de líquidos en caso de hipertrofia muscular transitorio.
    • Tensión en las fibras musculares.
    • Inflamación (relacionada con el uso de hormonas).
    • Aparición de lesiones micromusculares.

    Cómo prevenir la hipertrofia muscular

    • Seguir una alimentación sana y balanceada. Es aconsejable consultar con un dietista o nutricionista para valorar el aporte de nutrientes adecuado para evitar la hipertrofia muscular, especialmente si practicamos ejercicio de manera regular.
    • Planificar rutinas de ejercicios sin sobreesfuerzos para el sistema muscular.
    • Alternar los días de ejercicios con descanso (al menos 2 días a la semana) para favorecer la recuperación muscular.
    • Evitar trabajar los mismos músculos todos los días ya que corremos el riesgo de sobrecarga.
    • Evitar el consumo de suplementos vitamínicos.

    También te puede interesar: Dolor en el brazo izquierdo: ¿Cómo saber si es un infarto? y todo sobre el dolor de costillas: posibles causas y cuándo preocuparse.