Navidad 2016

Hipocondría: Miedo a estar enfermo

Hipocondría: Miedo a estar enfermo

Hipocondría: Miedo a estar enfermo. Cuando la preocupación por la salud se convierte en una obsesión, miedo irreal y desmesurado, podemos estar ante un trastorno de hipocondría, la cual se debe y se puede tratar. ¿Cuándo se convierte en un problema la preocupación por la salud ?, ¿cuáles son los síntomas?

por en Enfermedades frecuentes, Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Fobias, Mente
Última actualización:
    Hipocondría: Miedo a estar enfermo

    Hipocondría: Miedo a estar enfermo. A todos nos preocupa padecer algún trastorno de la salud, pero el problema radica cuando la preocupación es constante, desmedida, y cuando se convierte en un miedo irreal y persistente a padecer los síntomas de una enfermedad grave. Cualquier leve síntoma, como un ligero dolor de cabeza, es interpretado por el propio paciente como un problema de salud, síntomas que derivan de su propio estado de ansiedad y preocupación constante. La hipocondría se puede y se debe tratar. Pero, ¿cómo identificar a una persona hipocondriaca? ¿Cuándo empieza a ser un problema la preocupación por la salud?


    La hipocondría, aunque presenta síntomas físicos como dificultades para respirar, taquicardias o problemas de insomnio, es una patología incluida dentro del grupo de enfermedades psiquiátricas y que también engloba la ansiedad, la fobia o los comportamientos obsesivos compulsivos. La hipocondría, en líneas generales, se puede definir como el miedo irreal y la preocupación constante, casi obsesiva, por padecer algún problema de salud grave. De hecho, la persona hipocondriaca suele identificar los síntomas de su propio estado de ansiedad como manifestaciones de problemas o patologías más severas.

    La hipocondría es un trastorno del comportamiento, el cual se suele caracterizar por una fobia o miedo a estar enfermo. Esto genera en los pacientes un estado continuo de ansiedad y una preocupación desmesurada que, no solo le lleva a acudir con inusitada frecuencia a la consulta del médico, sino también a evitar el contacto con otras personas por temor a contagiarse. Los pacientes hipocondriacos están constantemente alertas al mínimo cambio que se produce en su cuerpo, al tiempo que están dispuestos a someterse a todo tipo de pruebas y análisis médicos convencidos de que las necesitan. Cuando los médicos descartan cualquier posible patología física, suelen recurrir a la medicina alternativa convencidos de que el diagnóstico médico no es el adecuado.

    La hipocondría se puede y se debe tratar. Aunque el origen exacto de la hipocondría sigue siendo difícil de precisar, los especialistas apuntan, como posibles causas, el haber padecido algún tipo de enfermedad grave durante la infancia o el haber convivido con familiares con patologías crónicas. La sensibilidad excesiva al dolor o el temor exagerado a padecerlo también pueden estar detrás de la hipocondría.


    Tal y como hemos señalado la hipocondría se puede tratar, siendo las sesiones de psicoterapia las que mejores resultados están dando en los casos más severos.


    Los especialistas han dibujado un perfil tipo del paciente con hipocondría, un trastorno que nos puede llevar a hacer perder el interés por todo aquello que no tenga que ver con la salud. Estas son algunas de las características que definen al paciente hipocondriaco:

    • Preocupación e interés desmedido por la enfermedad.
    • Tendencia a la ansiedad y la obsesión.
    • Interpretación errónea de los síntomas.
    • Acudir de manera constante al médico.
    • Tendencia a la melancolía y la depresión.
    • Autoobservación constante.
    • Tendencia a recurrir a la medicina alternativa cuando el médico descarta un problema de salud.

    687

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPsicologíaSalud de MujerConsejos SaludFobiasMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares