Homesickness: Vivir lejos de casa podría causar enfermedades

¿Cómo nos afecta vivir lejos de casa? Descubre lo que hay detrás del Homesickness.

por , il

    Homesickness: Vivir lejos de casa podría causar enfermedades

    Vivir lejos de casa puede tener un importante impacto emocional y físico si los síntomas se mantienen en el tiempo. La nostalgia de estar lejos de casa, de la familia, los amigos… ha dado lugar a lo que ya se conoce como Homesickness, un término que aunque no tiene traducción literal, define ese sentimiento que afecta a los que, sobre todo por motivos de trabajo, han tenido que hacer la maleta y emigrar de su país de origen. Pero es que además los expertos alertan de que el Homesickness puede causar enfermedades.

    Causas

    No todos tenemos la misma capacidad de adaptación a los cambios, y de hecho, no todo el mundo es capaz de superar la distancia con su familia, sus amigos, su hogar. Pero, ¿qué provoca este sentimiento? Según los expertos de la Universidad de Cambridge los factores que influyen son:

    • La distancia con el hogar.
    • Sobrecarga de trabajo.
    • Dificultades familiares.
    • Sensación de anticlimax.
    • Cambios en el estilo de vida.

    Homesickness: síntomas de nostalgia

    Estrés, ansiedad, angustia… son algunos de los síntomas que pueden alertar del daño emocional que provoca la añoranza del hogar. Emociones que se pueden somatizar y provocar, entre otros síntomas físicos, dolores de estómago o problemas de la piel. Adaptarse a los cambios, sobre todo cuando la distancia con la pareja, la familia o los amigos se multiplica, no siempre es fácil. Por eso es importante contar con una serie de herramientas que nos ayuden a adaptarnos a la nueva situación y a superar la nostalgia.

    ¿Qué signos nos alertan de que no estamos logrando adaptarnos?

    • Tristeza que, en lugar de mitigarse, aumenta a medida que pasa el tiempo.
    • Sentimiento de soledad por la distancia con la familia y los amigos.
    • Nostalgia por la comida.
    • Sensación de angustia por querer volver a casa.

    ¿Qué hacer?

    Cómo combatir la añoranza, melancolía, morriña…, términos para definir un sentimiento que puede hacernos más vulnerables a padecer problemas de salud. ¿Qué podemos hacer? Lo primero de todo es aceptar que nos sentimos melancólico o nostálgicos, punto de partida para afrontar el Homesickness.

    Crear una rutina

    Vivir lejos de casa no significa que debas renunciar a aquellos hábitos o actividades que te gustan. Es importante crear una rutina, hacer un planning semanal, con aquellas cosas que te mantendrán ocupado y te ayudarán a no pensar continuamente en la distancia con tu hogar. De igual manera, es importante concederse un tiempo para adaptarse (un nuevo reto para ser más independiente y crecer como persona) y para ello nos ayudará hacer una lista de lo que esperamos de la nueva vida que emprendemos lejos de casa, esto nos ayudará a centrarnos en los retos que nos hemos marcado al emprender este viaje. También es aconsejable crear un entorno (nuestra nueva casa) que nos resulte acogedor y nos traiga buenos recuerdos de nuestro hogar familiar.

    Adoptar unos hábitos saludables

    Más que nunca seguir unos hábitos saludables ayuda a mantener el equilibrio emocional. Así, hay que tratar de dormir bien, cuidar la alimentación y hacer deporte. El ejercicio físico ayuda a liberar tensiones y a pensar con más claridad. Además el deporte puede ser una buena manera de conocer gente y de descubrir la ciudad en la que vas a residir a partir de ahora (haciendo bici, por ejemplo).

    Descubrir nuevas actividades

    Emprender nuevas actividades no solo ayuda a conocer mejor el lugar de destino, sino a adaptarse a la nueva vida. Es también una buena manera de hacer nuevos amigos y de sumergirse en la cultura local.

    Hacer amigos de tu país de origen

    Es una manera de evitar sentirse solo y de poder hablar abiertamente del sentimiento de nostalgia porque la otra parte lo entenderá sin problemas. Eso sí, es importante abrirse al resto de la gente para empaparse realmente de lo que significa vivir fuera de casa.

    Mantener el contacto con familiares y amigos

    Hoy en día las nuevas tecnologías nos permite sentirnos más cerca de nuestra familia y amigos. Estar lejos de casa no quiere decir que tengas que romper los lazos, ni mucho menos, por lo que es importante mantener el contacto y hablar a menudo con ellos, porque además podrás sincerarte y descargar las emociones que llevas dentro.

    También te puede interesar: Viajar trabajando: 10 profesiones para recorrerte el mundo gratis.