Navidad 2016

Hongos en los pies: Cómo prevenirlos

Hongos en los pies: Cómo prevenirlos

Hongos en los pies: Cómo prevenirlos. Es uno de los trastornos más comunes de los meses del verano, debido a una mayor exposición de nuestros pies. Protegerlos del contagio o aparición de hongos es tan sencillo como seguir una serie de recomendaciones básicas, como el no caminar descalzos por superficies donde la humedad sea un premisa, por ejemplo el suelo de la piscina.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Cuidado de los pies
Última actualización:

    hongos pies

    Hongos en los pies: Cómo prevenirlos. Es uno de los trastornos o problemas más comunes durante los meses de verano, debido en gran medida a que nuestros pies están más expuestos a los factores de riego que pueden desembocar en la aparición de hongos. La prevención también juega un papel importante y será cuestión, como señalan desde la Academia Española de Dermatología y Venereología, de seguir unos sencillos consejos básicos para proteger a nuestros pies, una parte de nuestro cuerpo que también requiere atención y cuidados, sobre todo en el verano.


    Disfrutar de un verano saludable también pasa por proteger a nuestros pies de unos de los trastornos más comunes y asociados a la llegada del calor. Y es que nuestros pies están más libres (se han librado de los calcetines y los zapatos cerrados), pero también más expuestos, por ejemplo, a las superficies en las que proliferan los hongos, como pueden ser las piscinas o los gimnasios. Es la primera recomendación de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), no olvidarse las chanclas, es decir, no caminar descalzos. Consejo al que se suma el de no prestar el calzado usado a otra persona, así como prevenir la maceración por humedad.

    Sencillas recomendaciones para evitar una de las patologías más frecuentes y cuya causa principal suele ser el andar descalzos por espacios públicos concurridos y donde hay más humedad, propiciatoria de la aparición de hongos. En el caso de los niños, los más proclives a andar descalzos en verano, es aconsejable que eviten ponerse zapatillas de deporte cerradas, ya que impiden la correcta ventilación del pie aumentando la temperatura y humedad.

    Si sospechamos la presencia de hongos en nuestros pies, por la aparición de pequeñas heridas o por el enrojecimiento de la piel, debemos acudir al médico o especialista para el tratamiento adecuado, generalmente a base de una crema y, en el caso de que se haya producido contagio, con un tratamiento oral.

    Los expertos recuerdan que estamos ante casos de dermatosis frecuentes, los cuales como hemos visto se pueden prevenir siguiendo unos sencillos consejos. Disfrutar de un verano saludable no exige mayores esfuerzos.


    Los hongos que aparecen en los pies se pueden dividir en cándidas y dematofitos. Las cándidas afectan sobre todo a la zona interdigital. Se manifiestan como una herida de color blanco y un enrojecimiento de la zona que bordea las uñas. A diferencia del otro tipo de hongos, no es necesario que se produzca un contagio para tener cándidas, basta con que estemos en un espacio con excesiva humedad, medio en el que se reproducen.

    Por su parte, los dematofitos, más frecuentes que las cándidas, se caracterizan por un enrojecimiento del pie (dedos y planta) y por la tendencia de la piel a escamarse. También puede afectar a las uñas, haciendo que adquirieran una tonalidad amarilla, antesala de que se terminarán cayendo. El contagio se produce después de pisar en una superficie donde antes lo hizo una persona con problemas de hongos en los pies.

    688

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludCuidado de los pies

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares