Navidad 2016

Ictus y Hepatitis C: Nuevos fármacos financiados

Ictus y Hepatitis C: Nuevos fármacos financiados

Ictus y Hepatitis C: Nuevos fármacos financiados. Sanidad ha dado luz verde a la financiación de dos nuevos fármacos, Victrelis y Pradaxa, para el tratamiento de la hepatitis C, el ictus y la embolia. El primero de ello es un antiviral y el segundo, un potente inhibidor que actúa directamente sobre la enzima que provoca los coágulos. Dos nuevos fármacos, con receta médica, cuyos ensayos clínicos han avalado la mejoría en el tratamiento de estos dos enfermedades.

por en Enfermedades frecuentes, Fármacos, Noticias Médicas, Salud de Mujer, Antibióticos, Ictus
Última actualización:

    farmacos

    Ictus y Hepatitis C: Nuevos fármacos financiados. El nuevo medicamento denominado Victrelis (con principio activo boceprevir) se utiliza en el tratamiento de la Hepatitis C y su eficacia es mayor gracias a su acción antiviral. Recorta el tiempo de tratamiento y además reduce hasta en un 60% las posibilidades de padecer una complicación de esta enfermedad del hígado. No es el único medicamento que será financiado por Sanidad. También se incluye el fármaco Pradaxa, un potente inhibidor para la prevención del ictus y las embolias.


    Entre las ventajas de este nuevo fármaco contra la hepatitis C, los ensayos clínicos realizados con el principio activo, boceprevir, han constatado su eficacia en el 66% de los casos, frente al 38% de otros tratamientos con peginterferón alta y la ribavirina. Es el primer fármaco con acción antiviral. A esto hay que sumarle que reduce el tiempo de duración del tratamiento y, hasta en un 60% de los casos, previene complicaciones graves como cirrosis o trasplante hepático. Es el nuevo fármaco, Victrelis, que Sanidad financiará, tras su aprobación por parte de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos.

    La hepatitis C es una enfermedad del hígado de origen vírico (virus VHC) y, si no se trata a tiempo, puede convertirse en crónica.

    La hepatitis C, a diferencia de otras variantes de la enfermedad, conlleva el problema de que no suele manifestarse con ningún síntoma alarmante, por lo que, aunque más benigna que la hepatitis B, la demora en el tratamiento puede complicar su curación. Se puede contagiar, entre otras muchas vías, por una transfusión sanguínea, por un pinchazo con una aguja infectada (un pinchazo accidental en el caso del personal sanitario, por ejemplo) o a través de un tatuaje o piercing si no se ha hecho con las medidas higiénicas adecuadas.

    El uso de este fármaco requiere de un diagnóstico y receta médica, al igual que otro de los que también han sido incluidos en la financiación pública. En este caso se trata de un medicamento para la prevención del ictus y la embolia, en concreto, como precisan desde Sanidad, la embolia “sistémica en pacientes adultos con fibrilación auricular no valvular”.

    El ictus en una patología cerebrovascular que afecta directamente a los vasos sanguíneos que llevan la sangre al cerebro. También se la denomina embolia o trombosis y suele deberse a una malformación hereditaria o anomalía congénitas. El ictus puede aparecer a cualquier edad, y un ejemplo reciente lo tenemos en la joven actriz Silvia Abascal.

    El nuevo medicamento, Pradaxa (principio activo dabigatran) tiene como principal característica terapéutica que es un potente inhibidor que actúa directamente sobre la trombina, la enzima que provoca los coágulos. Una alternativa al Sintrom que, entre otras, requiere de una revisión mensual del paciente.

    Por último, aunque no por ello menos importante, también se ha aprobado la financiación de Peyona para los casos de apnea primaria en bebes prematuros y de un fármaco para el tratamiento de la esclerosis múltiple, Gylenia.

    652

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesFármacosNoticias MédicasSalud de MujerAntibióticosIctus

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares