Navidad 2016

Infarto: La mortalidad se reduce un 40%

Infarto: La mortalidad se reduce un 40%

Infarto: La mortalidad se reduce un 40%, una significativa disminución que, no obstante, sigue siendo menor entre las mujeres. Entre los motivos que lo explican, los especialistas apuntan a que las mujeres solemos acudir más tarde a la consulta, al tiempo que cada vez influye más el tabaquismo como factor de riesgo entre las mujeres.

por en Enfermedades frecuentes, Noticias Médicas, Prevención, Salud de Mujer, Circulación de la sangre, Tabaco, Tensión alta
Última actualización:

    infarto agudo miocardio

    Infarto: La mortalidad se reduce un 40%, una significativa reducción que, tal y como ha señalado la Sociedad Española de Cardiología, ha sido mayor entre los hombres. En el caso de las mujeres, el pronóstico de supervivencia es peor, entre otros motivos porque suelen acudir más tarde a la consulta –de hecho, los síntomas no son los mismos, lo que puede hacer pensar que no se trata de un infarto- y porque está aumentando la incidencia del consumo de tabaco como factor de riesgo entre las mujeres.


    Los datos, aunque optimistas, son mejorables, tal y como señalan los especialistas. Y es que, aunque la mortalidad a causa de un infarto agudo de miocardio se ha reducido un 40% en nuestro país –según datos correspondientes a los últimos 16 años y publicados en la Revista Española de Cardiología-, en Estados Unidos este descenso ha sido 20 puntos superior, es decir, del 60%. Otro dato a tener en cuenta es la diferencia entre géneros, lo que en este caso se traduce en un descenso menor de la mortalidad en el caso de las mujeres.

    Los datos, según ha señalado la Sociedad Española de Cardiología, son el resultado de un estudio comparativo entre los datos de mortalidad por infarto agudo de miocardio de España y Estados Unidos, entre los años 1990 y 2006 (datos del Instituto Nacional de Estadística y de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades). Un estudio que además permite evaluar qué se está haciendo en ambos países y en qué puntos hay que incidir para conseguir reducir aún más las cifras de mortalidad. En el caso de España, la mortalidad entre los hombres se sitúa en 109,21 por cada cien mil habitantes (en este caso se partía de una tasa de 190,68), mientras que en el caso de las mujeres es de 42,27 (partiendo de una tasa de 70,50).

    ¿A qué responde que el descenso sea menor entre las mujeres? Los especialistas apuntan varios motivos. De entrada, los infartos son una patología más frecuente entre la población masculina y, aunque el pronóstico suele ser peor en el caso de las mujeres, éstas tienden a acudir más tarde a la consulta y, además, suelen estar peor diagnosticadas. Además, en los últimos años, los especialistas han notado un notable aumento del consumo de tabaco como factor de riesgo entre las mujeres que han padecido un infarto. Así, según datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, en nuestro país el 27% de las mujeres fuma.


    Otro factor a tener en cuenta es la hipertensión. En este caso, también hay diferencias significativas entre ambos países, ya que mientras en Estados Unidos, seis de cada diez hipertensos está controlado, en nuestro país esa cifra se reduce a dos de cada diez.

    Hablar de corazón es también hacerlo de otro factor de riesgo, sobre todo por el aumento de la incidencia de la obesidad y la diabetes. La prevalencia de ésta última es del 20% entre la población mayor de 65 años, mientras que la obesidad, según el estudio Darios, el 29% de la población española tiene problemas de sobrepeso u obesidad.

    Por su parte, en relación a las diferencias entre países, los especialistas atribuyen el mayor descenso registrado en Estados Unidos a un mayor control de los factores de riesgo, una legislación más estricta en cuanto al consumo de tabaco, un mayor control de la alimentación y de otros hábitos saludables, como la práctica de ejercicio físico, y una mayor eficacia en las terapias del síndrome coronario agudo. Hay que tener en cuenta que España siempre ha sido uno de los países con menos defunciones por infarto, frente a Estados Unidos que ha sido uno de los que ha registrado históricamente mayor incidencia de trastornos cardiovasculares.

    ¿Cuáles son las previsiones para los próximos años? Los médicos y expertos estiman que la tasa de mortalidad continuará disminuyendo, más entre los hombres, mientras que en el caso de las mujeres se tenderá a igualar entre ambos países, España y Estados Unidos que son los que han participado en este estudio.

    853

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesNoticias MédicasPrevenciónSalud de MujerCirculación de la sangreTabacoTensión alta

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares