Navidad 2016

Infarto: ¿Nos afecta igual a hombres y mujeres?

Infarto: ¿Nos afecta igual a hombres y mujeres?

Infarto: ¿Nos afecta igual a hombres y mujeres? Compartimos síntomas, pero existen notables diferencias, tanto en las causas como en el pronóstico, de un infarto agudo de miocardio. De la misma manera que los eventos coronarios son menos frecuentes entre las mujeres jóvenes, gracias al efecto protector de las hormonas femeninas, cuando se producen también son más severos y de peor pronóstico. De ahí la importancia de incidir en la prevención.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    infarto mujer

    Infarto: ¿Nos afecta igual a hombres y mujeres? No. Compartimos síntomas, pero no solo los infartos en mujeres jóvenes son infrecuentes sino que, en caso de producirse, son bastante más severos que los infartos en hombres y de peor pronóstico. Causas diferentes y, por tanto, diagnósticos y tratamientos diferentes. ¿Por qué son menos frecuentes los infartos en mujeres jóvenes? La respuesta en este caso está en las hormonas, las cuales son un aliado del corazón de la mujer al que protegen del infarto y de otros trastornos cardiovasculares. Con la llegada de la menopausia, y el descenso hormonal, esa protección disminuye.


    La salud también nos diferencia y, en concreto, el corazón. Y es que mientras las mujeres jóvenes somos menos vulnerables a padecer un infarto que los hombres, cuando este se produce es de peor pronóstico. Esto se debe a que las hormonas femeninas (estrógenos) ejercen un efecto protector. Efecto que, con la llegada de la menopausia, se reduce al tiempo que aumentan otros factores de riesgos de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia y obesidad. Los estrógenos, tal y como apuntan los expertos de la Fundación del Corazón, mantienen activa la función endotelial de las arterias, reduce el colesterol y los riesgos de trombosis.


    Sin embargo, aunque son infrecuentes, los trastornos cardiacos y los infartos se pueden producir antes de los 50 en mujeres. Su baja prevalencia (según datos médicos, en torno al 2,5% del total de mujeres que aún no han alcanzado la etapa de la menopausia) también explica que, en ocasiones, los síntomas se atribuyan por error a otras dolencias o problemas de salud.

    La Fundación Española del Corazón subraya la importancia de la prevención de las enfermedades cardiovasculares entre las mujeres, partiendo de datos, como el hecho de que estos trastornos sean la primera causa de mortalidad entre las mujeres, por delante del cáncer y de las enfermedades respiratorias.

    Los que más han indagado en las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de padecer un infarto o evento coronario han sido los investigadores del proyecto IMJOVEN, un proyecto coordinado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, la Sociedad Española de Cardiología y las redes de Recava (red de investigación cardiovascular) y Heracles (hipertensión esencial) y que está asociado al estudio Virgo puesto en marcha en Estados Unidos hace cuatro años. El objetivo de este proyecto es desvelar y conocer en profundidad las diferencias para mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento.


    Dolor y opresión en el pecho que se extiende al brazo izquierdo, a los hombros, al cuello, mandíbula e incluso en la zona alta del estómago, sudoración excesiva, mareos y vómitos son algunos de los síntomas más frecuentes y que se presentan tanto en hombres como en mujeres. No obstante, tal y como apuntan los médicos y especialistas, hay una serie de síntomas que sí son más frecuentes en el diagnóstico de un infarto agudo de miocardio femenino (en mujeres menores de 55 años), como problemas de indigestión, gases, cansancio sin causa aparente, dolor en el pecho o en la espalda y la sensación de que algo no va bien. La fatiga repentina es precisamente uno de los síntomas que con más frecuencia se ignoran, aunque persistan durante varios días.

    751

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares