Navidad 2016

Infecciones de orina: Cómo prevenirlas

Infecciones de orina: Cómo prevenirlas

Infecciones urinarias: Cómo prevenirlas. Una correcta hidratación y una adecuada higiene íntima son de las premisas básicas para prevenir un problema de salud al que las mujeres somos mucho más vulnerables, especialmente en algunas etapas de la vida como la menopausia. El descenso de los estrógenos puede ser causa de infección urinaria.

por en Enfermedades frecuentes, Ginecología, Prevención, Salud de Mujer, Cistitis, Consejos Salud
Última actualización:

    infeccion orina

    Infecciones de orina: Cómo prevenirlas. Las mujeres somos mucho más vulnerables que los hombres a padecer infecciones de orina. De hecho, se estima que más de la mitad de la población femenina padecerá una infección de este tipo a lo largo de su vida. A esto hay que sumarle, según datos del Observatorio Nacional de Incontinencia, que padecer un episodio de infección aumenta hasta un 20% las probabilidades de que se vuelva a repetir. La menopausia también es una etapa de la vida que, por la disminución de estrógenos, puede hacernos más vulnerables.


    Ser mujer nos hace más vulnerables a padecer una patología que, además de incómoda, puede llegar acompañada de otros síntomas. Según datos médicos, la mitad de la población femenina padecerá algún episodio de infección de orina a lo largo de su vida, con una tasa de incidencia que oscila en torno al 30% en el tramo entre los 20 y los 40 años. La adolescencia y la menopausia son dos de las etapas de la vida en las que los riesgos de padecer una infección de orina son mayores. En el primer caso, coincidiendo con el inicio de las relaciones de pareja y, en el segundo, como consecuencia de la propia menopausia la cual lleva aparejada la pérdida de estrógenos, causa que puede estar detrás de algunas infecciones urinarias.

    Padecer una infección urinaria multiplica los riesgos de que se vuelva a repetir. Según el Observatorio Nacional de Incontinencia las probabilidades aumentan un 20%. Unos molestos e, incluso, dolorosos síntomas a los que somos más vulnerables por la propia anatomía del aparato femenino. La uretra, el suelo pélvico, el útero, la vejiga y el recto comparten un espacio my pequeña.

    A esto hay que sumarle que el tamaño reducido de la uretra, cuyo extremo se localiza en la vagina, una zona a la que acuden con frecuencia las bacterias. Cuando se produce una infección, se dan una serie de circunstancias, como la entada de bacterias en la uretra y un mayor debilitamiento del sistema inmunológico de la mujer.

    Entre las posibles causas de infecciones urinarias, o al menos las causas que crean un escenario más propicio para la aparición de una infección, no solo se incluyen las relaciones de pareja, sino también una alteración de la flora vaginal y de la uretra debida al uso de diafragmas o espermicidas, así como el uso de DIU o por el consumo de determinados antibióticos.


    La necesidad constante de orinar y el dolor son dos los síntomas más comunes de las infecciones urinarias. También pueden darse episodios de fiebre o dolor lumbar. En algunos casos puede darse más de un síntoma o, por el contrario, pasar desapercibida para quien la padece. Algunos síntomas, como tener unas décimas de fiebre, pueden hacer pensar que se trata de otra patología distinta.

    Las infecciones urinarias, no obstante, se pueden prevenir, siguiendo algunos consejos sencillos. Entre ellos, la importancia de una hidratación correcta y de una adecuada higiene íntima. Por cierto, en la despensa vamos a encontrar algún que otro aliado interesante para prevenir las infecciones de orina, como los arándanos. Los especialistas también recomiendan consumir lácteos con probióticos.

    727

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesGinecologíaPrevenciónSalud de MujerCistitisConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares