Infecciones de orina: Cómo prevenirlas

Las mujeres somos más vulnerables, especialmente en algunas etapas de la vida, a las infecciones de orina. Descubre qué hacer para evitarlas.

por , il

    Infecciones de orina: Cómo prevenirlas

    La infección de orina o infección del tracto urinario puede venir acompañada de molestos síntomas, como dolor o ardor al miccionar o la necesidad continua de ir al baño. Se estima que más de la mitad de la población femenina padecerá una infección de este tipo a lo largo de su vida.

    Según el Observatorio Nacional de Incontinencia, padecer un episodio de infección urinaria aumenta hasta un 20% las probabilidades de que se vuelva a repetir. La adolescencia y la menopausia son dos de las etapas de la vida en las que los riesgos de padecer una infección de orina son mayores. En el primer caso, coincidiendo con el inicio de las relaciones de pareja y, en el segundo, como consecuencia de la pérdida de estrógenos, causa que puede estar detrás de algunas infecciones urinarias.

    ¿Por qué la mujer tiene más infecciones urinarias?

    Unos molestos e, incluso, dolorosos síntomas a los que somos más vulnerables por la propia anatomía del aparato femenino. La uretra, el suelo pélvico, el útero, la vejiga y el recto comparten un espacio muy pequeño.

    A esto hay que sumarle que el tamaño reducido de la uretra, cuyo extremo se localiza en la vagina, una zona a la que acuden con frecuencia las bacterias. Cuando se produce una infección, se dan una serie de circunstancias, como la entada de bacterias en la uretra y un mayor debilitamiento del sistema inmunológico de la mujer.

    Causas de la infección de orina

    La infección de orina está provocada por microorganismos, bacterias como la Escherichia coli, la más frecuente, que acceden a la vejiga a través de la uretra. Entre las posibles causas de infecciones urinarias, o al menos las que crean un escenario más propicio para su aparición:

    • Relaciones de pareja.
    • Alteración de la flora vaginal y de la uretra debida al uso de diafragmas o espermicidas, así como el uso de DIU.
    • Consumo de determinados antibióticos.
    • Obstrucción (obstáculos en el flujo de orina por cálculos, estrechamiento, aumento de tamaño de la próstata en el caso de los hombres…).

    Tipos de infecciones urinarias

    • Infección bacteriuria: Causada por la presencia de bacterias en los análisis de orina.
    • Infección tracto urinario inferior: Cistitis, una de las infecciones más comunes; uretritis y, en el caso de los hombres, la prostatitis.
    • Infecciones tracto urinario superior: Se trata de infecciones más severas y que pueden afectar a otros órganos, como los riñones (pielonefritis aguda).
    • Infección urinaria no complicada: Cistitis, pielonefritis, sin otras complicaciones.
    • Infección urinaria complicada: Cuando aparecen asociadas a otros trastornos como inmunodepresión o como alteraciones metabólicas.
    • Infección urinaria recurrente: Aquellas que vuelven a aparecer tras el tratamiento.
    • Infección urinaria crónica: Cuando no responde a los tratamientos y se cronifica.

    Síntomas de infección urinaria

    • Necesidad constante de orinar.
    • Dolor al orinar.
    • Sensación de ardor y picor vaginal.
    • Color anormal de la orina.
    • También pueden darse episodios de fiebre o dolor lumbar.
    • Puede aparecer sangre en la orina.

    Cómo prevenir la infección urinaria

    También te puede interesar: Remedios naturales para la infección de orina y todo sobre el color de la orina para saber si existen problemas de salud.