Navidad 2016

Insomnio: ¿Qué nos quita el sueño?

Insomnio: ¿Qué nos quita el sueño?

Insomnio: ¿Qué nos quita el sueño? En la mayoría de los casos, las preocupaciones y la tensión del día a día, pero no es el único factor de riesgo que puede influir en nuestro descanso. Así, por ejemplo, las mujeres somos más propensas a padecer insomnio, especialmente los días antes de la menstruación. Sigue los consejos del especialista para dormir bien y tener un descanso reparador.

por en Enfermedades frecuentes, Estrés, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dormir, Insomnio
Última actualización:

    problemas para dormir

    Insomnio: ¿Qué nos quita el sueño? Las preocupaciones y la tensión del día a día tienen mucho que ver en un trastorno que puede dificultar el conciliar el sueño, despertarse durante la noche y la interrupción del descanso. Dormir es fundamental, reparador para nuestro organismo, al tiempo que si persiste el problema puede ser una señal que nos alerta de que algo no va bien. Un problema al que las mujeres, especialmente en los días antes de la menstruación, somos más vulnerables.


    ¿Cuántas horas debemos dormir? ¿Por qué las mujeres somos más propensas a padecer problemas de insomnio? Y, sobre todo, ¿qué nos quita el sueño? Preguntas para las que hay respuestas, como las que aporta el doctor Eduard Estivill en su libro ‘Que no te quiten el sueño’, quien mantiene que en 8 de cada diez casos los problemas de insomnio aparecen por las preocupaciones y la tensión del día a día. Las dificultades para desconectar, durante al menos una o dos horas antes de irnos a dormir, es lo que nos hace más vulnerables a un trastorno que, si persiste y no se diagnostica, puede tener consecuencias para la salud, por ejemplo aumentar los riesgos de padecer obesidad.

    Si al despertarnos tenemos la sensación de no haber dormido o si, como consecuencia de problemas personales o laborales, se duermen menos de cuatro horas durante varios días seguidos, podemos padecer lo que este especialista denomina mal dormir, un síntoma de que algo en nuestro cuerpo no funciona correctamente. Y es que el insomnio o las dificultades para dormir correctamente pueden ser un síntoma de problemas emocionales o físicos, como por ejemplo de tiroides.

    Autor de otros títulos como ‘Duérmete niño’, Estivill (neurofisiólogo y pediatra) se centra en esta ocasión en aportar soluciones para reparar el sueño de los adultos, el más condicionado por factores como el estrés laboral, la sobrecarga de responsabilidades. Sin embargo, el cuidado del descanso es fundamental para recuperar la energía gastada durante el día. Durante la noche, por ejemplo y entre otros, se regenera la piel.


    Entre once y doce horas los más pequeños; entre las 8,5 y las 9,5 horas los adolescentes y entre las 7-8 los adultos. Y para un mejor descanso, no olvidar los beneficios que se pueden obtener de la siesta, eso sí, siempre y cuando el descanso a mediodía no supere los veinte minutos, el tiempo idóneo para desconectar.


    No son los únicos consejos que nos aporta este profesional para dormir mejor. Tal y como hemos señalado antes, es importante desconectar antes de irse a la cama, es decir, dejar aparcado en la medida de lo posible el estrés y las tensiones. Para ello, es aconsejable romper la rutina con alguna actividad diferente y desconectar el móvil, el ordenador y televisión para favorecer un ambiente más relajado. Todo esto, al menos, entre dos y tres horas antes de dormir.

    Y como recuerda el autor de este libro, entre sus consejos la alimentación también juega un papel interesante, ya que hay algunos grupos de alimentos que nos pueden ayudar a conciliar el sueño, como son los derivados lácteos, las ensaladas y la pasta. Es recomendable cenar dos horas antes de irse a dormir.

    Otra de las preguntas que nos hacíamos al inicio era por qué las mujeres somos más propensas a padecer insomnio o dificultades para dormir. La respuesta, en las hormonas, motivo por el que, entre los síntomas del síndrome premenstrual se incluye el insomnio, acompañado en ocasiones de fatiga o agotamiento.

    775

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesEstrésPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDormirInsomnio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares