ISET: Examen para detectar el cáncer años antes de su desarrollo

ISET: Examen para detectar el cáncer años antes de su desarrollo

ISET es el nuevo test aliado para ganar la batalla al cáncer y descubrirlo desde que deja sus primeros rastros.

    ISET: Examen para detectar el cáncer años antes de su desarrollo

    El test ISET es el revolucionario método de detección del cáncer antes de que aparezcan los primeros signos de su presencia, adelantándose además a las pruebas actuales de diagnóstico.

    ISET, acrónimo de aislamiento por tamaño de las células epiteliales del tumor, es una prueba no invasiva, similar a un test de sangre, y que permite a la ciencia dar un paso más en la detección precoz de los tumores años antes de su desarrollo. En concreto, según los científicos, el test ISET puede descubrir los rastros del ADN de los tumores malignos que circulan por el torrente sanguíneo hasta 4 y 5 años antes.

    El ISET es un test también conocido como biopsias líquidas y que, hasta ahora, su uso se había ceñido a los pacientes diagnosticados de un tumor en fase avanzada, etapa de la enfermedad en la que el cáncer deja elevados rastros en la sangre, para determinar si el tratamiento para erradicarlo está funcionando. Un estudio publicado en The Lancet Oncology constató que, en el caso de un tipo de linfoma, esta prueba de sangre puede detectar la reaparición del tumor hasta 3 meses antes de que se pudiera observar en el TAC.

    El ISET se presenta como una de la pruebas para la detección temprana del cáncer menos invasivas, a diferencia de las actuales biopsias de tejido o de células tumorales, y eficaces para atacar el cáncer desde antes de que comience a revelarse. La prevención y detección precoz es fundamental para ganar la batalla al temido cáncer, ya que al detectarse en fases muy tempranas una cirugía mínimamente invasiva permitirá eliminarlo y, con ello, la recuperación total del paciente.

    Los tumores malignos cuando comienzan a desarrollarse miden menos de un milímetro, lo que hace que sean prácticamente invisibles. En algunos casos los tumores no delatan su presencia hasta pasados varios años, pero lentamente van liberando células en el torrente sanguíneo. Al permanecer en la sangre, el tumor no solo puede hacerse más fuerte y agresivo, sino que aumentan los riesgos de que invadan otros órganos multiplicándose rápidamente y dando lugar a la temida metástasis.

    Una prueba revolucionaria además para aquellos tipos de cáncer más difíciles de diagnosticar (páncreas, ovarios y cerebro).

    También te puede interesar: Inmunoterapia: Avances en la lucha contra el cáncer y descubre si beber vino blanco aumenta el riesgo de cáncer de piel.

    522

    Más populares