Navidad 2016

La enfermedad del dolor crónico: causas y consecuencias

La enfermedad del dolor crónico: causas y consecuencias

La enfermedad del dolor crónico: causas y consecuencias. Problemas reumáticos, articulares o hernias discales son las principales causas del dolor crónico, un síntoma que adquiere rango de enfermedad cuando dura, al menos, seis meses.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Terapia para el dolor
Última actualización:

    dolor cronico causas

    Según datos médicos, es estima que diez millones de españoles padecen dolor, un dolor que, en el 35% de los casos, dura toda la vida. Es la enfermedad del dolor crónico. ¿Cuáles son sus causas?, ¿qué consecuencias y efectos tiene sobre la salud?


    El dolor se puede definir como una experiencia sensorial o emocional molesta. Hay varios tipos de dolores, desde el dolor agudo, producido por un daño concreto que cesa cuando desaparece la causa que lo provoca, al dolor crónico, el cual puede mantenerse a lo largo del tiempo afectando al día a día de quien lo padece, tanto en el plano personal o familiar como laboral. ¿Cómo saber si estamos ante un dolor crónico?, ¿cómo convivir con el dolor crónico? Es una de las preguntas a la que vamos a dar respuesta, así como las causas mayoritarias de dolores crónicos, una patología que, por cierto, afecta más a la salud de las mujeres.


    Se considera dolor crónico cuando este dura, al menos, seis meses, siendo de intensidad moderada o grave. La principal causa de este tipo de dolor reside en los problemas reumáticos, articulares y en las hernias discales, como artrosis, artritis reumatoide… Sin embargo, el dolor en este caso es mucho más que un síntoma, adquiere el rango de enfermedad, lo que exige un tratamiento específico, independientemente de la causa o trastorno que lo provoque. La duración media del dolor crónico, según datos médicos, es de más de nueve años. El 35% de los pacientes padece dolor a lo largo de toda su vida.


    El dolor crónico afecta directamente a la calidad de vida de quien lo padece. Quienes sufren dolor crónico tienen una afectación global de su bienestar. El dolor crónico, entre otros efectos, puede provocar limitaciones físicas y sensoriales, por lo que debe considerarse como una enfermedad en sí misma.


    Otra de las consecuencias del dolor crónico es que puede hacernos más vulnerables a los bajos estados de ánimo, los cambios emocionales y la depresión. De hecho, España es uno de los países europeos en los que se dan mayores casos de depresión asociada al dolor crónico, en torno a tres de cada diez casos. El dolor crónico, especialmente cuando es intenso, puede provocar cambios de humor, mayor irritabilidad, pérdida de concentración y dificultades para realizar las tareas cotidianas sin agobiarse.

    Precisamente, la pérdida del trabajo es otra de las graves consecuencias que puede conllevar el dolor crónico. Las probabilidades de abandonar un puesto de trabajo por enfermedad son siete mayores entre las personas con problemas de dolor crónico. En muchos casos, los pacientes también confiesan sentir miedo al tratamiento, especialmente cuando no alivia el dolor. La mayoría de los pacientes diagnosticados de dolor crónico siguen un tratamiento, aunque es cierto que todavía hay un porcentaje que se resiste a acudir al médico pensando que se tratará de un dolor pasajero. Si es su caso, no retrase su visita al médico, ya que convivir con el dolor no solo mermará su calidad de vida, sino que también empeorar los síntomas de la patología que lo provoca.

    También te puede interesar: Cansancio crónico: causas y enfermedades relacionadas y dolor de cervicales: cuidados y prevención.

    744

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludTerapia para el dolor

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares