La sal rosa del Himalaya no tiene propiedades curativas

Detrás de su peculiar rosa no se esconden tantos beneficios como se habían atribuido a la sal rosa rosa del Hilamaya. Descubre lo que dice la ciencia.

por , il

    La sal rosa del Himalaya no tiene propiedades curativas

    Las hasta ahora consideradas propiedades curativas de la sal rosa del Himalaya no cuentan con evidencias científicas. Una sal procedente de Paquistán, con un particular color, que desde su llegada al mercado en la década de 1990 (molida o en cristales) se ha presentado como mucho más que una alternativa a la sal blanca normal, por sus supuestos beneficios para la salud.

    Precisamente esas propiedades atribuidas han multiplicado su precio. Pero, realmente la sal rosa del Himalaya ¿es buena para la salud o es solo un engaño? Especialistas en medicina y nutrición constatan que no tiene propiedades curativas. Así se desmonta a uno de los alimentos que parecen sanos y no lo son.

    Sal rosa del himalaya composición

    La sal rosa que llega a la mesa supuestamente contendría 84 elementos, sin embargo, un análisis realizado por la Agencia de Protección del Consumidor de Baviera (Alemania), en 2003, ya determinó que lo que contenía, como otras muchas sales, era un 96% de cloruro sódico y una pequeña presencia de otros 10 elementos.

    Mismos resultados en el estudio realizado posteriormente por la Universidad Técnica de Clausthal que corroboró que la sal rosa del himalaya no es rica en minerales.

    ¿La sal rosa del Himalaya contiene hierro?

    Sí, pero realmente está presente en una cantidad tan pequeña que apenas contribuye a alcanzar los niveles mínimos diarios recomedados (10 mg).

    Según la Asociación de Nutricionistas de Austria, 2 cucharaditas contienen:

    • 45 mg de calcio (la cantidad diaria recomendada son 1000 mg)
    • 5 mg de magnesio (cantidad diaria recomendada 300 mg)
    • 0,7 mg de hierro (cantidad diaria recomendada 10 mg)

    Supuestas propiedades de la sal rosa del Himalaya

    Por su composición se ha venido creyendo que podría resultar beneficiosa para mitigar numerosas molestias:

    • Mitigar el insomnio
    • Prevenir la diabetes
    • Evitar los calambres musculares
    • Aliviar las molestias de varices
    • Reducir el riesgo de hipertensión
    • Aumentar la resistencia de los huesos
    • Favorecer la salud de los riñones
    • Ayudar a dormir mejor
    • Equilibra el pH intracelular
    • Ayuda a mejorar la hidratación
    • Mejorar la libido

    Lo que dice la ciencia sobre la sal

    La ciencia, sin embargo, no ha encontrado evidencias de que el consumo de sal sea bueno para la salud, todo lo contrario, cuanto menos sal mejor.

    La recomendación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) de reducir la ingesta de sodio (menos de 2 g/día) para prevenir la tensión arterial y las enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cardiopatía coronaria, echa totalmente por tierra que consumir sal, por muy rosa que sea, pueda reducir la hipertensión. La OMS recomienda reducir el consumo de sodio en los adultos a menos de 2 g/día.

    Según la Asociación de Nutricionistas de Austria esta sal no tiene grandes cualidades nutricionales. Y otro de los expertos que también ha demostrado que la sal de rosa del Himalaya no tiene las propiedades que se le atribuyen es el conocido químico italiano Darío Bressanini, famoso por su blog Ciencia en la cocina y por su canal de Youtube.

    Bressanini apunta a que no solo la sal rosa del Himalaya no es más pura que la común, sino que contiene partículas de elementos, como el cadmio y el níquel, que podrían ser poco beneficiosos para nuestra salud. Además, su particular color rosa no es natural, sino resultado del proceso de elaboración al que se somete.

    También te puede interesar: Hipertensión: los 6 alimentos que debemos evitar y descubre cuáles son los alimentos que es mejor no comprar.