Ladillas: Síntomas y tratamiento para los piojos púbicos

¿Cómo saber si tengo ladillas? El picor es el síntoma que delata la presencia de estos pequeños piojos púbicos, pero hay más. ¿Cómo se contagia?, ¿qué hacer?

por , il

    Ladillas: Síntomas y tratamiento para los piojos púbicos

    Las ladillas o piojos púbicos son unos pequeños insectos de seis patas que depositan sus huevos e infectan el vello de la zona púbica. Las ladillas (Pthirus pubis) o ‘crabs’ en inglés, por su apariencia similar a un pequeño cangrejo, también pueden aparecer en las axilas o en las cejas.

    El contagio se produce por contacto corporal o por compartir ropa de cama, toallas o prendas de una persona que tenga ladillas u otros objetos como tazas de baño. Como todas las ETS, requieren tratamiento para evitar que los síntomas empeoran (picor intenso, lesiones de rascado, por ejemplo). No sólo son de fácil de contagio, sino que al afectar a la zona del pubica utilizar el preservativo como método anticonceptivo no sirve como barrera de protección.

    Síntomas de las ladillas

    A partir del momento en que las ladillas se instalan en el cuerpo, se alimentarán de la sangre. Los primeros síntomas suelen aparecer unas semanas después del contagio. Los más comunes son:

    • Picazón en la zona del vello púbico que, además, empeora por la noche.
    • Lesiones en la piel por el rascado y las picaduras de las ladillas.
    • Presencia de unos pequeños insectos de color blanco en el vello púbico, y de liendres de color amarillento.
    • Cambio de tonalidad de la piel en la zona de los muslos (color azul grisáceo) por las picaduras.

    Cómo tratar las ladillas

    • Para tratar las ladillas el médico puede prescribir un champú específico que contenga permetrina, y que se aplicará durante 5 minutos sobre la zona. El tratamiento es extensivo para la pareja/as sexuales.
    • Tras el lavado, retirar las liendres del vello con un cepillo de dientes finos. Se pueden aplicar unas gotas de vinagre para que se desprendan más fácilmente.
    • Además se debe lavar toda la ropa (también la ropa de cama y de aseo personal) en agua caliente, ya que las ladillas pueden sobrevivir fuera del cuerpo humano entre uno y dos días. Aquellas prendas u objetos que no podamos lavar se pueden rociar con un aerosol específico o guardar en bolsas de plástico bien cerradas durante dos semanas.

    También te puede interesar: Súper gonorrea, la nueva ETS incurable: 10 consejos para prevenir contagios y todo sobre las enfermedades de transmisión sexual: las más frecuentes y cómo detectarlas.

    Viajes y vacaciones