Navidad 2016

Lavarse el pelo con bicarbonato y vinagre: ¿por qué es peligroso?

Lavarse el pelo con bicarbonato y vinagre: ¿por qué es peligroso?

Lavarse el pelo con bicarbonato y vinagre: ¿por qué es peligroso? La moda del No Poo, No Champú, lejos de ser beneficiosa puede tener efectos perjudiciales para la salud del pelo y del cuero cabelludo. Descubre sus riesgos.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Tratatamientos cabello
Última actualización:

    lavar el pelo con bicarbonato

    La tendencia conocida como No Poo sustituye al champú por el uso exclusivo de bicarbonato y vinagre para lavarse el pelo. Sin embargo, esta moda, tal y como advierten los especialistas, puede resultar peligrosa para la salud del cabello y del cuero cabelludo. Vamos a ver por qué.


    No Poo, No Champú. Una nueva moda que, pese que se presenta como ecológica al prescindir del uso de champús y otros productos para el lavado del pelo, puede ser peligrosa, tal y como advierten los expertos de la Academia Española de Dermatología. La moda No Poo se basa en sustituir el champú por agua, vinagre y bicarbonato con el objetivo de conseguir un cabello más brillante. Sin embargo, puede tener justo el efecto contrario, ya que esta práctica, de manera continuada, puede estropear el cabello, irritar el cuero cabelludo y aumentar el riesgo de infecciones.


    El No Poo se suma a otras tendencias, como la de lavarse el pelo con champú de caballos, que pueden resultar tan llamativas que no le prestamos atención a los efectos secundarios que, en ocasiones, conllevan. Tal y como explican los especialistas en dermatología, el pelo genera grasa, la cual debe retirarse. Si solo se utiliza agua puede ser perjudicial, sobre todo para aquellas personas que presentan algún problema en el cuero cabelludo, siendo más susceptibles a padecer infecciones.

    El champú es un producto esencial en la higiene y como parte del ritual de la ducha –también te puede resultar interesante conocer los errores más comunes al ducharse-. Además, también ayuda al tratamiento de patologías que afectan al cuero cabelludo. Si tenemos el pelo sano, sin grasa y sin problemas en el cuero cabelludo, también se pueden utilizar otras fórmulas de champú más naturales. Pero lo que está claro es que, para un correcto lavado del pelo y para cuidar su salud, el champú (los podemos encontrar libres de alcohol, fragancias y otros conservantes) es fundamental.

    Además del bicarbonato y el vinagre, la tendencia No Poo admite el uso de otros productos, como la miel, aceites esenciales e, incluso, el uso exclusivo de agua para lavar el pelo. El objetivo de esta tendencia es evitar cualquier sustancia artificial o aditivo químico para, a su vez, alejar cualquier efecto negativo que puede entrañar su uso. De hecho, los defensores de estas tendencias consideran que evitar el uso de champú hace que el pelo produzca menos grasa y, por tanto, se mantendría limpio más tiempo.

    Pero, esta teoría choca con el punto de vista médico, ya que los dermatólogos subrayan que es precisamente el champú el que elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde queda atrapada la suciedad, las células muertas del cuero cabelludo o los restos de otros productos que aplicamos al pelo (gomina, laca…). Esta grasa, también denominada sebo, se debe eliminar, no solo por una mera cuestión de higiene y estética, sino porque pueden favorecer la aparición de microorganismos que causan infecciones.

    No todos los cabellos producen la misma cantidad de grasa. Depende de las personas, en concreto de sus hormonas. Recurrir al bicarbonato no es la mejor opción, ya que tiene un pH más alcalino que el cuero cabelludo. Esto se puede traducir en irritación y, si se utiliza de manera continuada, un cambio de coloración del pelo. Por su parte, el uso del vinagre, un producto ácido, puede modificar el pH del pelo, causando mayor irritación incluso que el bicarbonato.


    El champú más aconsejable para cuidar el pelo y el cuero cabelludo es uno suave, los denominados neutros. Si tenemos algún problema en el cuero cabelludo –psoriasis, dermatitis seborreica- es aconsejable aplicar también champús de tratamiento para evitar las irritaciones.

    El lavado excesivo del pelo puede aumentar la producción de grasa, aunque esto no quiere decir que lo contrario la reduzca. Si se ensucia de manera frecuente, podemos lavar el pelo todas las veces que lo necesitemos. En función del tipo de pelo y la cantidad de sebo que produzca, se aumentará o reducirá el número de lavados.

    892

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludTratatamientos cabello

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares