Leer alarga la vida según la ciencia

Descubre cómo leer alarga la vida, el argumento definitivo para pasar tiempo entre libros.

por , il

    Leer alarga la vida según la ciencia

    Leer alarga la vida. Tal y como avala la ciencia, fomentar el hábito de la lectura es el mejor regalo para la salud. Una buena noticia para todos aquellos que leen por placer, y que en nuestro país en concreto se traduce en el 66% de los españoles que asegura leer, al menos, un libro cada tres meses (según datos de la Federación del Gremio de Editores). Para aquellos que necesitan un aliciente extra para leer más, la Universidad de Yale (Estados Unidos) ha confirmado la relación directa entre leer libros y una mejor calidad de vida.

    ¿Cuántas horas es recomendable leer al día? Según el estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Yale, publicado en Social Science & Medicine, no importa el género literario, sino las horas dedicadas a la lectura y que tienen la recompensa de alargar la vida hasta 2 años. Algo tan sencillo como dedicar cada día media hora a la lectura, desde libros de autoayuda para pensar en positivo a la última novela de tu autor favorito, ya reporta beneficios para la salud.

    Leer para vivir mejor

    leer alarga la vida ciencia

    El estudio de la Universidad de Yale es el resultado de evaluar, durante un periodo de 12 años, los hábitos de lectura de más de 3.600 personas de más de 50 años. Los participantes fueron divididos en tres grupos: aquellos que no leían nunca, los que leían menos de 3 horas y media a la semana; y los que leían más de 3,5 horas a la semana. Las conclusiones no pudieron ser mejores, ya que confirmaban que leer es bueno para la salud. Los dos grupos que leían superaron en 2 años más de vida al grupo que no leía nunca.

    Según esta investigación, las personas que leen una media de 3,5 horas a la semana viven un 17% más que aquellas que no leen nunca; porcentaje que aumenta hasta el 23% cuanto mayor es el tiempo de lectura.

    El estudio recoge otros datos interesantes, como que son las mujeres las principales lectoras de leer, aunque el género, al igual que otras variables como el poder adquisitivo, la educación o las habilidades cognitivas, no son lo determinante, sino cuánto tiempo se dedica a la lectura.

    Y otro dato a tener en cuenta, las revistas o periódicos no logran el mismo efecto que los libros, así que no valdrían como sustitutos. Algo que también tiene su explicación científica. La lectura de libros activa dos procesos cognitivos, por un lado la lectura profunda (cuando el lector está inmerso en el libro, el ritmo de lectura se hace más lento, y es entonces cuando se alcanza lo que se denomina leer por placer); y por otro, favorece la empatía, la percepción social y la inteligencia emocional.