Navidad 2016

Lesiones deportivas: La alternativa de los fármacos biorreguladores

Lesiones deportivas: La alternativa de los fármacos biorreguladores

Lesiones deportivas: La alternativa de los fármacos biorreguladores. Esguinces, contusiones, luxaciones, torceduras, son algunas de las lesiones más comunes durante la práctica deportiva, las cuales suelen venir acompañadas de dolor e inflamación. Para mitigar los síntomas, podemos recurrir a los analgésicos o antiinflamatorios, pero también tenemos otra opción que no provoca efectos secundarios, los fármacos biorreguladores, medicamentos homeopáticos de segunda generación.

por en Fármacos, Homeopatía, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Esguinces, Músculos, Pastillas
Última actualización:

    lesiones deportivas

    Lesiones deportivas: La alternativa de los fármacos biorreguladores. Luxaciones, esguinces o lesiones musculares son algunas de las dolencias más comunes entre los aficionados a la práctica de deporte. Para tratar sus síntomas, tales como dolor e inflamación, podemos recurrir a los analgésicos o antiinflamatorios. Pero, cuidado con recurrir de manera continuada y abusar de su consumo, ya que todos los medicamentos tienen efectos secundarios y, en este caso, pueden provocar trastornos gastrointestinales.


    Cuando practicamos deporte podemos tener, por diferentes motivos que van, por ejemplo, desde hacer un esfuerzo o movimiento brusco con una extremidad o una mala caída, algún tipo de lesión o dolor muscular, sobre todo cuando se practican deportes de contacto. Para tratar sus síntomas –dolor, inflamación- los antiinflamatorios y analgésicos pueden ayudarnos. Pero, no solo debe ser el médico el que nos prescriba el tratamiento, sino que debemos abusar de su consumo. Recurrir de manera continuada al botiquín para tratar los síntomas que acompañan a lesiones como una luxación o un esguince puede tener efectos secundarios. De entrada, abusar de un medicamento puede reducir su eficacia, en la misma medida que no cumplir las premisas básicas del tratamiento (duración, dosis). Pero es que además puede aumentar los riesgos de padecer problemas gastrointestinales.

    La Sociedad Española de Traumatología Deportiva recomienda, como alternativa de los fármacos, la medicina biorreguladora para el tratamiento de las lesiones, tanto agudas como crónicas. Alternativa que se basa en los denominados fármacos de acción biorreguladora (medicamentos homeopáticos de segunda generación). Actualmente, según datos del Instituto Nacional de Estadística, alrededor de 70.000 pacientes acuden anualmente al hospital con problemas de esguinces, luxaciones, torceduras, contusiones, lesiones musculares y de articulaciones.

    A diferencia de los antiinflamatorios tradicionales, los fármacos de acción biorreguladora actúan sobre el dolor y la inflamación sin provocar efectos secundarios.

    Están compuestos por principios activos de origen mineral y animal cuyo efecto es provocar una respuesta natural del organismo. Estos medicamentos los podemos encontrar en las farmacias en comprimidos, gotas y pomadas.

    Pero hay una característica que, según los especialistas en medicina y traumatología deportiva, los hace especialmente recomendables. Y es que hay que tener en cuenta que la inflamación, como reacción natural que activa los mecanismos de recuperación de los tejidos, no debe ser bloqueada. Los medicamentos biorreguladores, a diferencia de los antiinflamatorios no esteroides y corticoides, evitan este bloqueo. Otra ventaja de estos fármacos es que pueden acelerar el tratamiento (recortar los tiempos de recuperación).


    Una de las mejores medidas para prevenir lesiones es la práctica habitual de actividad física durante todo el año, para fortalecer y mantener en forma las zonas más vulnerables (músculos, articulaciones). Asimismo, antes de iniciar cualquier actividad, conviene realizar un calentamiento previo. Al notar síntomas de cansancio, lo mejor es parar. De hecho, estar descansado es fundamental, ya que las lesiones a última hora suelen estar debidas a la fatiga, falta de sueño o por exceso de actividad física.

    Aunque las contusiones son las lesiones deportivas más frecuentes, lógicamente cada actividad o modalidad tiene las suyas. Así, según los expertos en traumatología deportiva, las lesiones de músculos y tendones son las frecuentes entre la práctica del atletismo, mientras que en los deportes de contacto prevalecen las lesiones de rodilla y tobillo.

    766

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FármacosHomeopatíaPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEsguincesMúsculosPastillas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares