Los errores más comunes en el uso de tampones

¿Usas correctamente los tampones? En ocasiones, sin darnos cuenta, puede que estemos cometiendo algún error que conviene subsanar.

por , il

    Los tampones, junto a las compresas, son uno de los productos de higiene femenina más utilizados, pero ¿los utilizamos correctamente? Una vez leídas las instrucciones por primera vez, puede que no hayamos vuelto a echarles un vistazo y que estemos cometiendo algún error que conviene evitar. Y es que, aunque es un producto básico, no siempre lo utilizamos correctamente. Vamos a ver cuáles son los errores más comunes en el uso de los tampones.

    1. Utilizar el mismo tampón todos los días del ciclo

    La menstruación, en concreto la cantidad de fluido que se expulsa, no es la misma todos los días. Es uno de los errores más comunes, el utilizar todos los días de regla el mismo tipo de tampón, siendo recomendable variar a medida que el flujo va siendo más suave y poco frecuente.

    2. No lavarse las manos antes y después

    Lavarse las manos es una de la reglas básicas de higiene en cuestión de salud, y en este caso concreto, también, siendo conveniente lavarse las manos antes de colocarse el tampón como después de haberlo colocado, ya que nuestras manos estarán en contacto con nuestra zona íntima.

    3. Usar el tampón fuera del ciclo menstrual

    Algo que no debemos hacer nunca es utilizar el tampón fuera de los días de la menstruación, siendo un error utilizarlo tanto en los días previos como en los posteriores, ya que esto puede dañar la vagina al encontrarse ya seca y o tener el tampón fluido para absorber.

    4. Utilizarlo demasiadas horas

    El tampón puede resultar mucho más cómodo que la compresa durante los días de la regla, pero es fundamental cambiarlo cada pocas horas, ya que de lo contrario puede ser dañino para la salud de al vagina. De hecho, olvidarse de retirar el tampón puede provocar el denominado síndrome de shock tóxico.

    5. No cambiar el tampón tras darse un chapuzón

    Sin duda el tampón es uno de los grandes inventos para disfrutar de un baño en la piscina o en el mar los días de la menstruación, pero ojo, porque la comodidad no debe hacernos olvidar algunas reglas básicas como cambiarlo después del baño ya que al mojarse puede irritar la piel.

    Viajes y vacaciones