Navidad 2016

Manchas y rojeces: Tips para una piel uniforme

Manchas y rojeces: Tips para una piel uniforme

Manchas y rojeces: Tips para una piel uniforme. Las manchas solares, rojeces y marcas de acné son algunas de las imperfecciones más frecuentes en nuestra piel, en el rostro en concreto, una zona corporal que requiere unos cuidados específicos a diario. Toma nota para prevenirlas y eliminarlas de manera efectiva.

por en Piel, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Manchas piel, Problemas Piel
Última actualización:

    imperfecciones piel

    Para lucir una piel uniforme y bonita hay que cuidarla todos los días. Imperfecciones como las manchas, rojeces o marcas de acné. La clave para eliminarlas está en tratar el problema que las causa. Antes de aplicar los consejos o tips para cuidar nuestra piel, conviene saber por qué aparecen las imperfecciones más comunes. Consejos de cuidados de la piel, en especial del rostro, a los que sumamos algunos trucos para camuflar las imperfecciones con la ayuda del maquillaje.


    ¿Cómo atenuar las manchas y rojeces de la piel? Y, sobre todo, ¿cómo evitar que vuelvan a salir? Las manchas solares son, junto a las rojeces y las marcas del antiestético acné, las imperfecciones más comunes que aparecen en nuestro rostro. La piel es el órgano más extenso del cuerpo, siendo la cara una de las zonas más expuestas, por lo que sus cuidados deben ser siempre los más adecuados, y a diario.


    Los efectos de la exposición al sol se van acumulando, año tras año, en nuestra piel, provocando una alteración de la melanina, el pigmento natural encargado del bronceado. Cuando la melanina se altera aparecen las manchas, que pueden ser de dos tipos. Las manchas de lentigo son consecuencia directa de la exposición al sol y del envejecimiento de la piel del rostro. Las manchas de melasma, por su parte, están causadas por desequilibrios hormonales, de ahí que aparezcan con mayor frecuencia en etapas como el embarazo o la menopausia.

    Para eliminarlas podemos recurrir a una gran variedad de productos específicos. Antes de decantarnos por uno u otro, hay que tener en cuenta cuál es nuestro tipo de piel. Si tenemos una piel sensible, lo más conveniente es utilizar productos de ingredientes naturales. Los principios activos más utilizados son los ácidos kójico, glicólico, láctico, cítrico o azelaico, así como antioxidantes (vitaminas E, C…). En cuanto a los productos naturales, los más utilizados son el zumo de limón, aloe vera y aceite de árbol de té.


    Las rojeces aparecen sobre todo en la nariz y en la mejilla, causadas por una dilatación de los vasos sanguíneos hasta hacerse visibles bajo la piel. Suelen aparecer en pieles sensibles y delicadas.

    Para eliminarlas, es aconsejable aplicar a diario una crema hidratante específica para pieles sensibles. Es aconsejable evitar las exfoliaciones agresivas, los jabones agresivos y los tónicos con alcohol. Si son muy evidentes, y suponen un problema antiestético, se puede recurrir al láser vascular. En un par de sesiones las rojeces empezarán a desaparecer.

    Para evitar que las manchas se extiendan, es aconsejable evitar las largas exposiciones al sol, así como evitar los cambios bruscos de temperatura y moderar la ingesta de alcohol y de alimentos picantes.


    Los desequilibrios hormonales, sobre todo en la adolescencia, son la principal causa de la aparición del acné, los granos y los poros dilatados. Un problema cutáneo que, no obstante, también nos puede acompañar en otras etapas de la vida. El estrés, la alimentación desequilibrada o el uso de productos inadecuados también pueden provocar su aparición. Los peelings con ácidos de frutas y el láser son los métodos más eficaces para atenuar los poros y eliminar las marcas del acné.

    Para evitar su aparición, es aconsejable evitar los productos con aceite, y para limpiar la cara mejor utilizar agua. Como crema de día recurre a las fórmulas matificantes.


    Para tapar los granos, la mejor opción es un stick que seca y trata esta imperfección de la piel. Si aplicas base después, mejor sin aceites. Para borrar las manchas marrones, utiliza un fondo de maquillaje en crema cubriente, en tonos beiges o tostados. Para disimular las manchas rojizas, el corrector debe ser de tonos verdosos. Aplícalo en la zona a cubrir con la yema del dedo y, a continuación, extiende un fondo de maquillaje beige y prescinde del colorete.

    879

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludManchas pielProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares