Navidad 2016

Mareos: Posibles causas y cuándo alarmarse

Mareos: Posibles causas y cuándo alarmarse

¿De repente te da todo vueltas y notas que pierdes el equilibrio? Los mareos, aunque pasajeros, pueden ser muy molestos. No siempre les prestamos la debida atención y puedan ser la señal que nos anticipa que algo no anda bien en nuestro cuerpo. ¿Cuáles son sus causas?, ¿cuándo preocuparse?

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Mareos: Posibles causas y cuándo alarmarse

    Visión borrosa, aumento de sudoración, dolor de cabeza y malestar en general. Son los síntomas más comunes que acompañan a los mareos, un malestar pasajero, molesto y al que hay que prestar atención, especialmente cuando se produce de manera brusca y sin causa aparente. Es importante consultar al médico para conocer la causa, ya que en algunos casos puede adelantarse a un problema de salud, como por ejemplo, falta de algún nutriente (vitaminas, por ejemplo) en la dieta o de tensión arterial.

    Lo cierto es que los mareos pueden ser un síntoma de muchas patologías. En otras ocasiones, simplemente se debe, por ejemplo, a que hemos pasado demasiadas horas sin comer. Un mareo, en este caso, puntual y que se resuelve tomando algún alimento y tratando de llevar una dieta más ordenada y saludable. Un mareo también venir provocado por estrés emocional, por un dolor intenso o por una caída de la presión arterial.

    Especialmente cuando se produce un mareo repentino, pero que se repite con el tiempo, es importante consultar al médico.

    Los mareos pueden estar provocados por enfermedades relacionadas con la columna vertebral, como artrosis cervical o latigazo cervical, no debiendo subestimar en estos casos los síntomas. El mareo es un síntoma más, el cual suele aparecer cuando se mueve bruscamente la cabeza. Otra causa de los mareos o vertigos la encontramos en los oídos, especialmente cuando los trastornos afectan al oído interno, el cual desempeña un papel fundamental en mantener el equilibrio.

    Detrás de los mareos también puede haber un problema con la circulación de la sangre.

    En este caso, hay que prestar especial atención a la presión arterial, tanto si es alta como si es baja, y sobre todo cuando nos levantamos después de estar sentados durante mucho tiempo.

    El mareo, como hemos señalado antes, también puede estar relacionado con una dieta poco saludable, por ejemplo, tomar demasiadas grasas y azúcares. En estos casos, lo que sucede es que el cuerpo nos da un aviso, por lo que es conveniente consultar al médico y seguir una dieta detox que, básicamente consiste en tomar alimentos naturales que nos ayudan a depurar el organismo y liberar toxinas. Comer mucho o tomar poco líquido también puede provocar que la sangre pierda presión y, en ocasiones, aumenten los riesgos de mareos.

    Los remedios para el mareo varían en función de la causa que lo provoca. Antes de utilizar cualquier remedio conviene consultar al médico para saber cuál es el tratamiento más adecuado. Así, si sospechamos que se trata de un problema de oído, conviene acudir al otorrinolaringólogo.

    Si los mareos están relacionados con la tensión, para aliviar los síntomas podemos tumbarnos con las piernas ligeramente elevadas, lo que ayudará a la sangre de las extremidades llegue más fácil al corazón y suba la presión arterial. Si el mareo es causado por una bajada de glucosa en el cuerpo, conviene tomar un poco de azúcar para restaurar los niveles normales en la sangre. Si el mareo se produce tras un viaje, toma una infusión de cardo mariano.

    También te puede interesar: Mareos durante y después de la menstruación: ¿Qué hacer? y Pesadez en la cabeza, mareos y cansancio: ¿Por qué sucede?

    695

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares