Mareos: síntomas, causas y remedios naturales

Mareos: síntomas, causas y remedios naturales. Pueden ser leves y transitorios, pero no conviene ignorarlos ya que pueden ser la señal que nos advierte de otras dolencias. ¿Cuáles? Te lo contamos todo.

  • Comenta
mareos
lavoz

Aunque pueden ser leves y transitorios, los mareos también pueden ser molestos y alertarnos de otras dolencias de salud a las que conviene prestar atención. ¿Cuáles son los síntomas más comunes de los mareos?, ¿a qué responden y cuáles son sus causas? Son algunos de las preguntas que, junto a los remedios naturales, vamos a tratar de dar respuesta para resolver las dudas sobre los mareos.

Ansiedad, artrosis cervical, problemas de oído, vista cansada o problemas con la tensión arterial son algunas de las dolencias que pueden estar detrás de los mareos, un trastorno que, en la mayoría de las ocasiones es transitorio, pero que también nos puede alertar de que algo no va bien en nuestro organismo. Los mareos varían de una persona a otra, siendo la sensación de vértigo o desmayo la más común. Es aconsejable, si es nuestro caso, consultar al médico para identificar la causa que provoca los mareos y aplicar el tratamiento más adecuado.

Mareos: causas y síntomas

Aunque pueda parecer un síntoma sin importancia, no hay que ignorar los mareos, aunque sean transitorios. Vamos a ver más detenidamente cuáles son las causas más comunes de los mareos y las señales que nos advierten sobre la dolencia que podemos padecer:

  • Problemas de cervicales: La artrosis o desgaste de las articulaciones, las contracturas o las lesiones pueden provocar mareos que se agudizan al mover el cuello. En este caso, además de tomar un relajante muscular es aconsejable realizar ejercicios específicos para fortalecer la musculatura.
  • Problemas de oído: La alteración del oído interno (laberinto), donde se localiza el sentido del equilibrio, puede causar mareos. En este caso suelen aparecer acompañados de otros síntomas, como dolor de cabeza, náuseas o vértigos. Es aconsejable recurrir al otorrino.
  • Hipotensión ortostática: La bajada brusca de la tensión sanguínea, provocada por un cambio de postura tras permanecer mucho tiempo sentado o de pie. Es un trastorno muy común en personas con problemas de tensión baja. Lo más aconsejable, levantarse poco a poco.
  • Problemas de vista: Presbicia, miopía o astigmatismo son algunos de los trastornos visuales que nos pueden provocar mareos. Suelen estar acompañados de dolor de cabeza. Usar gafas adecuadas solucionará el problema.
  • Ansiedad: La ansiedad suele llegar acompañada de un aumento del ritmo de la respiración, lo que provoca un desequilibrio entre los niveles de oxígeno y carbono en el aire de los pulmones. Además de mareos pueden aparecer otros síntomas como hormigueo, visión borrosa o sensación de calor.
  • Efecto secundario medicamentos: La sensación de mareo puede ser un efecto secundario de algún fármaco que estemos tomando, como antibióticos, diuréticos. Si es así, consulta al médico para valorar el cambio de medicamento.
  • Otros trastornos como la anemia, la hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en sangre), la hipotensión o las migrañas también pueden provocar mareos.

Mareos: remedios naturales

Ante un mareo, lo primero es tumbarte, procurando mantener las piernas en alto o, si lo prefieres, sentada con la cabeza entre las piernas durante unos minutos. Es aconsejable respirar hondo, abrir una ventana o abanicarse. Si estamos en un espacio exterior, procura sentarte en un lugar a la sombra y ventilado. Si los mareos se acompañan de sensación de vértigo, fija la mirada en un punto fija para recuperar la orientación espacial.

Ante un mareo hay que evitar las bebidas estimulantes y optar siempre por agua –beber a pequeños sorbos-, una infusión o un zumo natural. Las infusionesde manzanilla, jengibre, romero y albahaca ayudan a calmar los mareos y a prevenir su aparición.

Dieta para prevenir mareos

La alimentación también juega un papel destacado en la prevención de los mareos. La carencia de vitamina D puede provocar mareos, por lo que conviene incluir en la dieta pescado azul, huevos, carne y leche entera. De igual manera, conviene evitar los alimentos ricos en hidratos de carbono (sobre todo azúcar y cereales refinados). Sustitúyelos por productos integrales.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

lunes 18/11/2013 escrito por Isabel en

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba