Navidad 2016

Masaje linfático: Beneficios y contraindicaciones

Masaje linfático: Beneficios y contraindicaciones

Descubre cuándo un masaje linfático puede ayudarte a mejorar tu estado de salud. Un masaje con múltiples beneficios.

por en Masajes, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Masaje linfático: Beneficios y contraindicaciones

    El masaje o drenaje linfático consiste en un suave masaje que se realiza lentamente con las manos y cuyo principal beneficio es activar la circulación de la linfa, un líquido blanquecino que fluye a través de nuestro cuerpo, dentro de los vasos linfáticos. Además mejora el sistema inmunológico (las defensas). Está recomendado en casos de retención de líquidos, inflamación o edemas. También puede resultar muy eficaz para combatir la celulitis y prevenir algunos trastornos de la piel (como el acné o la rosácea). Vamos a ver, más detenidamente, cuáles son los beneficios del masaje linfático y las posibles contraindicaciones.

    El masaje linfático se lo debemos al matrimonio danés formado por el fisioterapeuta Emil Vodder y la naturópata Estrid Vodder, en la década de los 30, tras observar que los pacientes que sufrían de infecciones de las vías respiratorias crónicas tenían los ganglios linfáticos muy inflamados en el cuello. Aplicando un masaje en los ganglios los resultados constataron una mejoría en los pacientes. El masaje linfático no solo estimula la circulación de la linfa sino que evita la acumulación de impurezas. Este masaje se realiza a través de movimientos circulares que se practican con los dedos en los ganglios linfáticos (axilas, ingle y cuello). El masaje comienza desde el cuello, continuando hacia las orejas, el centro de la cara y las zonas laterales de la cabeza, y luego se traslada al cuerpo.

    El masaje linfático brinda numerosos beneficios para la salud, tales como:

    • Ayuda a combatir la celulitis y la antiestética piel de naranja, sobre todo en las primeras fases. Reduce la hinchazón de tobillos y la sensación de pesadez de piernas y pies.
    • Alivia el síndrome premenstrual y los cambios de humor típicos.
    • Reduce las cicatrices relacionadas con la acumulación de líquido intersticial.
    • Ayuda a combatir el acné y rosácea (ya que combate la presencia de líquido intersticial en la piel).

    No se recomienda en casos de: insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal o hepática, flebitis, asma, bronquitis aguda, trombosis reciente, edema cardíaco, infecciones de la piel, infecciones bacterianas, presión arterial baja e hipertiroidismo.

    También te puede interesar: Masaje holístico, ¿qué es?: Beneficios y descubre los automasajes para aliviar tensiones.

    521

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MasajesSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares