Masaje metamórfico: Beneficios y cómo se hace

Relaja mente y cuerpo con el masaje metamórfico, una particular terapia para favorecer el bienestar físico y emocional.

por , il - Última actualización

    Masaje metamórfico: Beneficios y cómo se hace

    El masaje metamórfico o técnica metamórfica es un tipo de masaje suave que se realiza en los pies, manos y cabeza para liberar la tensión emocional y favorecer la relajación física.

    El masaje metamórfico fue creado en la década de 1960, partiendo de la reflexología podal, por el naturópata y reflexólogo británico Robert St. John. También conocida como terapia prenatal porque parte de la premisa de que la metamorfosis significa transformación, la cual se consigue conectando con los nueve meses de gestación vividos dentro de la madre, la vida antes de nacer. Un masaje que aúna cuerpo y mente.

    Masaje metamórfico, ¿en qué consiste?

    El creador de la terapia de masaje metamórfico, tras indagar en el mapa de los puntos reflejos del pie, encontró que en determinadas zonas, como la cara interna lateral del pie o zona refleja correspondiente a la columna vertebral, el efecto del masaje era físico y emocional.

    La relación entre esta zona del pie y la columna vertebral vendría determinada por el esquema prenatal, según el cual todo lo sucedido durante el proceso de gestación queda reflejado en ella, forjando además patrones de conducta. Al aplicar un masaje sobre las zonas reflejas de la columna vertebral se logran desbloquear las emociones y la mente y ayudar en el crecimiento personal.

    Beneficios del masaje metamórfico

    El masaje metamórfico fue en principio creado para los bebés y las embarazadas, si bien con el tiempo se ha hecho extensivo a todas las edades, especialmente en caso de estrés, ansiedad o depresión. También es un masaje recomendado para personas de edad avanzada y como terapia complementaria para los enfermos en fase terminal. ¿Cuáles son los efectos del masaje metamórfico?

    • Mejora la autoestima.
    • Aliviar la tensión emocional.
    • Ayudar a restablecer el equilibrio emocional al brindar una sensación de paz interior.
    • Prevenir la depresión y reducir el estrés.
    • Mejorar los problemas de insomnio.
    • Aliviar la sensación de inquietud y angustia.
    • Aprender a escuchar a nuestro cuerpo.
    • Durante el embarazo ayuda a sentirse segura y preparada para el parto. Previene el cansancio y la hinchazón de piernas y alivia el estrés prenatal.
    • En el caso de los niños, este tipo de masaje ayuda a superar miedos, a ganar en seguridad y a mejorar la concentración y reducir la hiperactividad.

    ¿Cómo dar un masaje metamórfico?

    El masaje consiste en dar unos suaves toques con los dedos de la mano en la zona lateral interna del pie, partiendo desde el dedo gordo, justo en la esquina de la uña, hasta el talón; y luego al contrario.

    En el caso de las manos el masaje se realiza desde la zona superior del dedo pulgar hasta la muñeca; en la cabeza, el masaje se hace con las dos manos desde la zona superior de la cabeza hasta la base del cráneo, en línea recta.

    Se aconseja realizar el masaje en silencio o con una suave música de fondo para favorecer la concentración.

    Contraindicaciones del masaje metafórmico

    • Los masajes deben evitarse justo después de comer.
    • No es un mensaje recomendado en caso de hongos en los pies o manos, enfermedades infecciosas de la piel o heridas recientes.
    • Tampoco es un masaje recomendado en caso de psoriasis, melanoma en la zona, episodios de fiebre o tras haberse sometido a una operación quirúrgica reciente.

    También te puede interesar: Masajes para reducir el dolor muscular sin analgésicos y descubre el masaje bioenergético: todos los beneficios para la salud.

    Viajes y vacaciones