Navidad 2016

Mastectomía preventiva: Ataja el riesgo de cáncer de mama en un 95%

Mastectomía preventiva: Ataja el riesgo de cáncer de mama en un 95%

Mastectomía preventiva: Ataja el riesgo de cáncer en un 95%. Una técnica para reducir las probabilidades de padecer un cáncer de mama por predisposición genética y cuyo debate se ha reabierto. Se estima, según datos médicos, que entre el 5 y el 10% de los cánceres de mama son hereditarios, un tumor que pese a su elevada incidencia es uno de los que arroja los índices de curación más altos. ¿Qué apuntan los especialistas sobre la mastectomía preventiva?

por en Cáncer, Enfermedades frecuentes, Ginecología, Noticias Médicas, Salud de Mujer, Cáncer de pecho
Última actualización:

    mastectomia preventiva

    Mastectomía preventiva: Ataja el riesgo de cáncer de mama en un 95%. Es una forma de reducir, hasta en un 95%, el riesgo de padecer cáncer de mama en los casos de predisposición genética. En nuestro país, la Sanidad Pública realiza un test genético en los casos en los que se detecta que hay riesgo genético, aunque solo se aplica en casos extremos y siempre bajo prescripción médica. La mastectomía profiláctica es la extirpación parcial del pecho para reducir los riesgos de padecer cáncer en un futuro, por lo que se realiza cuando aún no se ha desarrollado la enfermedad. La decisión última la tiene la mujer.


    La herencia genética está presente en un 5-10% de los casos de cáncer de mama. Adelantarse al diagnóstico cuando existe un gen hereditario que avisa a la mujer del alto riesgo de padecerlo es lo que persigue la mastectomía preventiva, técnica que ha acapara la atención estos días después de que la conocida actriz Angelina Jolie haya manifestado públicamente haberse sometido a ella. Una decisión que no es fácil. Existen otras alternativas, como el seguimiento preventivo (resonancias magnéticas y mamografías). Aunque la extirpación parcial o total reduce drásticamente los riesgos de padecer este tipo de tumores, desde la Asociación Española Contra el Cáncer recuerdan que estamos ante un tipo de tumor que, pese a su elevada incidencia -22.000 nuevos casos al año- también es el que arroja mayores índices de curación, hasta un 85%.

    Tal y como señalan desde el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama, GEICAM, la mastectomía preventiva logra reducir hasta en un 95% las probabilidades de desarrollar cáncer en los casos en los que el estudio genético arroja un resultado positivo para los genes BRCA1 o BRCA2 o lesiones mamarias premalignas. Sin embargo, los especialistas también remarcan que se trata de una opción especial, siendo la propia paciente la que debe tomar la decisión última de someterse o no a esta intervención.

    En otras palabras, no se trata de una exigencia médica, sino de una decisión personal de las pacientes. La mutación genética, cabe recordar, eleva notablemente el riesgo de padecer tumor de mama bilateral y de ovario.

    En los casos en los que se detecta un elevado riesgo de cáncer de mama hereditario (tener antecedentes de tres o más familiares directos con cáncer o haberlo padecido antes de los 30), los especialistas pueden aconsejar a la mujer que opte por una mastectomía simple profiláctica, aunque también existe la opción de la mastectomía subcutánea. La diferencia radica en que ésta última permite conservar el pezón y la areola, una diferencia estética ya que su eficacia como método preventivo es la misma. También puede ser aconsejable en algunos casos, tal y como señalan desde la AECC, para disminuir los riesgos de desarrollar un tumor en la mama contralateral. Cuando se realiza una mastectomía se puede reconstruir la mama con tejido propio o con prótesis.

    Tal y como subrayan desde la AECC, la prevención empieza con acudir al médico si tenemos antecedentes familiares –por línea materna- de cáncer de mama, cáncer de ovarios o de colon. El siguiente paso será realizar un test genético para descartar o confirmar el porcentaje de riesgo de desarrollar un tumor. En caso afirmativo, el oncólogo le informará si es aconsejable someterse a una mastectomía y qué alternativas existen, entre las que se incluyen la quimioterapia profiláctica o las revisiones más frecuentes (con exploración mamaria mensual).

    783

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesGinecologíaNoticias MédicasSalud de MujerCáncer de pecho

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares