Navidad 2016

Memoria: cómo ejercitarla día a día

Memoria: cómo ejercitarla día a día

Memoria: cómo ejercitarla día a día. La memoria es algo que se debe ejercitar todos los días aunque se le dedique solo un poco de tiempo para que las pérdidas que tengamos sean lo más tarde posible.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Memoria
Última actualización:
    Memoria: cómo ejercitarla día a día

    Memoria: cómo ejercitarla día a día. Aunque creamos que la pérdida de memoria llega cuando ya estamos entrados en edad, esto no tiene porqué ser así, si no que podemos empezar a notar pérdidas mucho antes, y lo mejor para evitarla es ejercitarla día a día. Con pequeños ejercicios rutinarios y teniendo en cuenta que el olvidarnos de algo no tiene que ser necesariamente un motivo de preocupación, sino que nos puede pasar a cualquiera, podremos mejorar nuestra memoria y acordarnos así en todo momento de lo que tenemos que hacer y decir.

    Tener olvidos inexplicables antes de los 35 es algo cada vez más común, por lo que es muy recomendable que día a día vayamos ejercitando nuestra memoria para que las pérdidas ocurran lo más tarde posible.

    La alimentación puede ayudarnos a mejorar nuestra memoria, como la fresas, que contienen antioxidantes para activarla, pero es bueno que también realicemos algunos ejercicios para tenerla “en forma” cada día.

    Lo primero que debes saber es que ejercitar la memoria deber ser un proceso muy contante, es decir, es mejor que le dediques 10 minutos al día a ello, que no tres horas seguidas un solo día a la semana.

    Para ir ejercitándola poco a poco debemos ir poniéndonos distintos objetivos, los cuales comiencen siendo más simples y que cada vez vayan cogiendo mayor complejidad. Estos objetivos pueden ser de distintos tipos y para ellos se pueden usar diferentes técnicas de memoria, las cuales pueden ser inventadas por ti y las que más te diviertan. Aquí te proponemos algunos ejercicios que te pueden venir bien:

    • Para recordar listas de cosas que tienen algo que ver entre sí o no, puedes imaginar dos objetos de esta lista y unir el resto a través de una historia gráfica que te crees en la cabeza donde las imágenes conectan con la siguiente idea.
    • Para recordar los números puedes utilizar el truco de asociar a cada uno de ellos con algún objeto que se le parezca.

      Por ejemplo el cuatro con una silla, el cinco con los dedos de la mano, el siete con una bandera, etc.

    • Cuando quieres recordar algunas palabras que se te olvidan puedes formar pareados y versos fáciles que las incluyan.

    Este tipo de olvidos de las palabras, los números, etc., son los típicos que podemos tener en edades tempranas y con ejercicios de este tipo se puede ayudar una a recordarlos. Aun así, si en algún momento no nos acordamos de algo no debemos agobiarnos, todo lo contario. El estrés puede provocar bloqueos de memoria y tener algún fallo debe verse como algo normal que nos puede ocurrir y hay que tomárselo a bien, ya que si no, lo único que hacemos es crearnos más inquietudes. Por lo que lo mejor es relajarse, vivir con tranquilidad y dedicarse a relacionarse con los amigos, a nuestras aficiones y esas actividades que nos hacen tener activa nuestra memoria.

    643

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludMemoria

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares