Navidad 2016

Menstruación y deporte: ¿Cómo nos afecta?

Menstruación y deporte: ¿Cómo nos afecta?

Menstruación y deporte: ¿Cómo nos afecta? Sentirnos más cansadas y apáticas son dos de las consecuencias que puede acarrear la regla a la hora de seguir con el hábito de practicar ejercicio físico a diario. Salvo que los síntomas o molestias que acompañan a la menstruación sean severos -en cuyo caso se recomienda reposo- podemos practicar cualquier modalidad deportiva.

por en Ginecología, Menstruación, Salud de Mujer, Consejos Salud, En Forma, regla
Última actualización:

    menstruacion y deporte

    ¿Cómo nos afecta la menstruación a la práctica de deporte? Los cambios hormonales y, con ello, la menstruación, pueden mermar nuestro rendimiento físico y, en algunos casos, nos pueden hacer sentir más apáticas y cansadas, pero esto no significa, salvo que los síntomas durante la regla sean intensos, que debamos dejar de practicar ejercicio. Todo lo contrario, lo más aconsejable es adaptar el ejercicio, reduciendo por ejemplo la intensidad. Vamos a ver más detenidamente cómo nos puede afectar la regla y qué podemos hacer para que interfiera lo menos posible en el saludable hábito de hacer deporte.


    Durante los días que dura la menstruación podemos sentirnos más cansadas a la hora de practicar deporte, una reacción de nuestro organismo que entra dentro de lo normal y que está causada por la pérdida de hierro. Esto lleva pareja una mayor dificultad de las células musculares para captar el hierro. Durante la regla no solo nos cansamos antes a la hora de movernos, sino que también nos podemos sentir más apáticas y con menos ganas de hacer deporte o practicar una modalidad concreta, como por ejemplo, aeróbic. Apatía que suele estar provocada por la mayor sensación de incomodidad durante estos días. Sin embargo, es bueno superar la apatía ya que el ejercicio físico, entre otros beneficios, nos ayuda a liberar tensiones, estrés y ansiedad, estados emocionales a los que las mujeres somos más vulnerables por los cambios hormonales.

    No obstante, salvo en los casos en los que los síntomas que acompañan a la regla sean severos, la regla no es un problema ni un obstáculo para hacer ejercicio físico, incluidas las clases de gimnasia durante la adolescencia. Lógicamente, si la regla es dolorosa se recomienda hacer reposo hasta que remitan los síntomas. En función de cada mujer, la regla resultará más o menos dolorosa, siendo nuestro propio cuerpo el que establece los límites a la hora de hacer gimnasia o deporte.


    Otra de las preguntas que nos surgen a la hora de hablar de menstruación y deporte es si resulta recomendable realizar un ejercicio como las abdominales. Ningún problema, aunque eso sí, se trata de un ejercicio que hay que hacer siempre de manera correcta ya que de lo contrario podemos dañarnos la espalda. Respuesta similar para los ejercicios de estiramiento.

    ¿Y podemos practicar spinning? También, aunque en este caso conviene protegernos bien ya que algunos de los ejercicios o movimientos a realizar sobre la bicicleta pueden hacernos sentir unos poco incómodos.


    Si somos profesionales o vamos a competir en alguna prueba deportiva, hay que consultar al médico antes de tomar cualquier tipo de fármaco para mitigar los dolores o molestias de la menstruación. Hay que consultar tanto el tipo de medicamento como la dosis y la vía de administración para evitar tomar una sustancia prohibida.


    El ejercicio físico, en su justa medida y siempre adaptando la práctica a nuestra condición física y estado de salud, reporta inmejorables beneficios para la salud. Pero el exceso de ejercicio puede tener justo el efecto contrario. Un sobreesfuerzo que, entre otras consecuencias, puede provocar retraso en la menstruación, incluida en la primera regla (menarquía). Lo más aconsejable es consultar al médico y al preparador físico.

    766

    ESCRITO POR PUBLICADO EN GinecologíaMenstruaciónSalud de MujerConsejos SaludEn Formaregla

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares