Método anticonceptivo según la edad: ¿Cuál elegir?

Método anticonceptivo según la edad: ¿Cuál elegir? La edad es un factor determinante en la elección del método anticonceptivo, ya que cambian las necesidades de la mujer. La píldora, el preservativo y el DIU son tres de los métodos más utilizados por las mujeres entre los 15 y los 40 años, edad a partir de la cual se suele optar por otros métodos de intervención quirúrgica (ligadura de trompas). Pero, hay más factores a tener en cuenta, por ejemplo, la salud de la mujer, sobre todo a partir de los 35 y si es fumadora o presenta problemas cardiovasculares.

  • Comenta
metodo anticonceptivo edad

Método anticonceptivo según la edad: ¿Cuál elegir? A medida que varía la edad de la mujer, también cambian sus necesidades, constituyendo un factor determinante en la elección del método anticonceptivo. El preservativo, la píldora anticonceptiva y el DIU son tres de los métodos más utilizados por las mujeres entre los 15 y los 40 años, edad a partir de la cual nos solemos decantar por los métodos quirúrgicos. En la elección, también debemos tener en cuenta que, cuanto más jóvenes, más eficacia se busca en el método anticonceptivo.

No debemos olvidar que el mejor método anticonceptivo es el que se adapta a las necesidades de la mujer, no solo en función de la etapa en la que se encuentre, por ejemplo en periodo de lactancia, sino también de la edad, uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro método anticonceptivo.

Así, en el caso de las más jóvenes, médicos y ginecólogos se decantan por el llamado doble método, es decir, la combinación del preservativo y la píldora anticonceptiva. El uso del preservativo no solo está recomendado para evitar embarazos no deseados, sino también como el método más eficaz en la protección de las ETS. Por su parte, la píldora, además de evitar riesgos en el caso de rotura del preservativo, también ayuda a prevenir los síntomas de algunos trastornos comunes a esta edad, como los ciclos menstruales irregulares, las menstruaciones abundantes o dolorosas.

Respecto al preservativo, también es el método más idóneo y eficaz en el caso de las relaciones esporádicas. No obstante, es aconsejable recordar que antes de decantarnos por uno u otro método, es importante acudir al ginecólogo, tanto para realizar una revisión y descartar cualquier problema de salud femenina, como para informarnos de cuáles son los métodos existentes, cómo se utilizan, así como los pros y contras de cada uno de ellos. Así, entre los métodos menos conocidos, cuya eficacia está garantizada, está el preservativo femenino, similar al masculino pero que se puede colocar hasta 8 horas antes de mantener una relación.

A partir de los 35 años, antes de decantarnos por uno u otro método, es importante nuestro estado de salud, por ejemplo, si eres fumadora, presentas antecedentes en tu historial clínico de cáncer mama o endometrio, o tienes problemas cardiovasculares. En este caso, los métodos hormonales no son los más recomendables, siendo más aconsejable decantarse por el DIU. En el caso de que ya has sido madre y no quieras tener más hijos, también se puede optar por los métodos definitivos (ligadura de trompas o vasectomia, en el caso de los hombres). En el caso de no presentar problemas o riesgos de salud, los métodos hormonales más comunes son la píldora, el anillo anticonceptivo, el implante subcutáneo o los parches anticonceptivos.

En la etapa madura de la mujer, si tienes una pareja estable, el preservativo puede ser relegado por otros métodos como la píldora anticonceptiva, el anillo vaginal o el parche, sin olvidar el DIU.

El avance, el conocimento y el acceso a la información sobre los métodos anticonceptivos ofrecen a la mujer la posibilidad de planificar sus relaciones y su maternidad, evitando además otros problemas de salud como la prevención de las ETS. Lógicamente, la edad es un factor clave, pero también influyen los factores educativos, económicos y sociales.

Anticonceptivo de emergencia

Es muy importante recordar que este método solo debe utilizarse en caso de urgencia, no como método habitual, después de haber mantenido una relación de riesgo (por ejemplo, rotura del preservativo). En este caso, se puede optar por la píldora del día después o por la píldora de cinco días después. En este último caso, se necesita receta médica.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

lunes 09/04/2012 escrito por Isabel en , , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba