Método Feldenkrais: Tips para ser felices a través del movimiento

El método Feldenkrais propone canalizar tu atención en el movimiento de tu cuerpo para liberar tu mente de tensiones y bloqueos.

por , il

    El método Feldenkrais utiliza el movimiento para tomar conciencia del propio cuerpo y desarrollar la atención plena. Un método para trabajar el control corporal, la percepción, la coordinación y la flexibilidad para ganar en vitalidad y energía positiva.

    Este método, desarrollado por el científico ucraniano y experto en biomecánica Moshé Feldenkrais, ha recalado con éxito en Estados Unidos y buena parte de Europa. En España, el Instituto Feldenkrais, define este método como una herramienta de educación somática, entre cuyos beneficios se incluyen el aliviar tensiones y bloqueos mentales, alejar el estrés o la ansiedad, para llevar una vida más plena.

    ¿En qué consiste el método Feldenkrais?

    El método Feldenkrais consiste en prestar atención a cómo nos movemos y a cómo nos sentimos, activando el cerebro para descubrir movimientos más eficientes, cómodos y fluidos. Tal y como mantenía su creador, no es la flexibilidad la que determina cómo nos movemos al realizar las acciones más cotidianas, sino la imagen interna que tenemos de nosotros mismos al hacerlo.

    La capacidad de centrar la atención en el movimiento implica una mayor conciencia de uno mismo y, al mismo tiempo, reduce la tensión y la rigidez que causan ciertas posturas o hábitos cotidianos.

    El método Feldenkrais se desarrolla en sesiones individuales o de grupo, también denominadas sesiones de autoconciencia a través del movimiento (ATM).

    Beneficios del método Feldenkrais

    Los beneficios que se le atribuyen a esta terapia alternativa para cuidar la salud emocional son:

    • Mejorar la coordinación.
    • Corregir la postura corporal.
    • Mejorar el movimiento.
    • Reforzar la flexibilidad.
    • Reforzar la imagen interna de nosotros mismos.
    • Mejorar el bienestar corporal.
    • Potenciar la atención al propio cuerpo.
    • Desarrollar la atención plena.
    • Ayuda a prevenir lesiones al tener una mayor control corporal.
    • Ayuda a gestionar el estrés.
    • Aprender a manejar la respiración.
    • Favorecer la relajación.
    • Potenciar la creatividad.
    • Mejorar la concentración y la capacidad de tomar decisiones.

    Ejercicios método Feldenkrais

    Los ejercicios deben ser movimientos suaves, lentos y que no requieren mucho esfuerzo. La clave está en prestar atención al cuerpo al moverse, evitando hacerlo de manera mecánica, y para corregir aquellos movimientos que hacemos mal. Ejercicios tan sencillos como estiramientos, girar los tobillos o doblar suavemente los codos. Y no se trata de emular al resto, sino de descubrir nuestra forma de movernos y, por lo tanto, nuestra forma de ser.

    Al encontrar otras posibilidades de movimiento, la imagen de uno mismo se enriquece y se adquiere una mayor libertad de acción.

    A continuación, estos vídeos ilustrativos sobre ejercicios del método Feldenkrais os pueden servir de guía para iniciaros en esta práctica.

    También te puede interesar: Consejos de mindfulness para empezar el día y descubre los 10 mitos sobre la atención plena.