Método Jacobson: Conoce este método de relajación progresiva

Método Jacobson: Conoce este método de relajación progresiva. Liberarnos de los efectos del estrés no es una cuestión banal, todo lo contrario. Nuestro cuerpo y nuestro organismo necesitan relajarnos, y entre las técnicas corporales más sencillas se encuentra el método Jacobson. Unas sencillas pautas te ayudarán a encontrar tu momento de relajación. Beneficios de aplicar una técnica durante poco más de 15 minutos al día.

  • Comenta
metodo jacobson

Método Jacobson: Conoce este método de relajación progresiva. ¿Quién se niega al placer de disfrutar de unos minutos de relax? No es una cuestión banal, todo lo contrario, nuestro cuerpo y organismo necesita de la relajación, entre otros motivos para combatir los efectos del estrés, la ansiedad o el nerviosismo. No solo el ritmo o estilo de vida pueden provocarnos estrés, también los cambios físicos y vitales a los que nos iremos enfrentando a lo largo de nuestra vida. El método Jacobson se basa en el principio de tensión/relajación muscular.

El ritmo de vida, el trabajo, las preocupaciones pueden ser un enemigo de nuestra salud y un factor de riesgo de padecer estrés o ansiedad. Es bueno parar, dedicarnos un tiempo cada día y tratar de relajarnos, pero esto que parece tan sencillo, no siempre resulta fácil. Entre los métodos de relajación a nuestro alcance para ayudarnos a liberar del estrés se encuentra el denominado método Jacobson, una herramienta que nos ayudará a sentirnos más relajados dedicándole, al menos, 15 minutos al día.

Antes de empezar la sesión, conviene seguir una serie de consejos preparatorios, tales como elegir un lugar cómodo, mejor al atardecer; usar ropa cómoda y procurar que la temperatura sea adecuada. Es bueno acompañar la sesión con música suave y luz tenue y, a ser posible, realizarla sentados en una silla o estirados en la cama.

Los pasos a seguir para la sesión son:

  • Levantar un brazo y mantenerlo en alto durante al menos un minuto, hasta que notemos que pesa, y tensar todos los músculos antes de dejarlo caer. Una vez relajado, no moverlo, tratando de captar las sensaciones que se producen al contraer los músculos.
  • Realizar el mismo ejercicio de manera progresiva con el resto de los músculos de las piernas, vientre, cuello, tórax y cabeza.
  • Cuando llegamos a la cara, al contraerse los músculos, apriete los labios, cierre fuertemente los ojos y contraiga las mandíbulas para relajar todo el rostro.
  • Una sencilla técnica que nos ayudará a relajarnos y a sentirnos liberados del estrés.

Relajación: Aprender a respirar

Para relajarse, aprender a respirar es fundamental, de hecho es una de las claves de las técnicas corporales. El primer paso es tomar conciencia de nuestro ritmo respiratorio, ya que la respiración no es siempre la misma. Para aprender a respirar de manera relajada podemos seguir una serie de recomendaciones, tales como:

  • Reservar un momento al día para nosotros y escoger un lugar tranquilo.
  • Sentarse con la espalda bien apoyada o estirarse en la cama. Una almohada bajo los pies ayuda a relajarse de manera más rápida.
  • Prestar atención a las sensaciones de nuestro cuerpo y seguir el recorrido del aire, desde cómo entra por la nariz hasta cómo se elimina.
  • Colocar una mano sobre el pecho y otra sobre el vientre, realizando una respiración profunda y deteniéndose en cada paso. No se trata de dejar de respirar, sino de concentrarse en la entrada y salida del aire de forma sosegada.

Es aconsejable realizar estos ejercicios al menos diez minutos al día. La constancia hará que los efectos sean más beneficiosos.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

viernes 17/08/2012 escrito por Isabel en , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba