Navidad 2016

Micosis cutánea: Tratamiento y síntomas para reconocerla

Micosis cutánea: Tratamiento y síntomas para reconocerla

Micosis cutánea: Tratamiento y síntomas para reconocerla. La micosis es una infección por hongos de la piel, con la particularidad de que puede aparecer tanto en adultos como en niños. Estos son los síntomas más comunes y las señales de alerta.

por en Enfermedades frecuentes, Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel
Última actualización:

    micosis sintomas

    La micosis cutánea es una infección por hongos de la piel. ¿Cuál es el mejor tratamiento y cuáles son los síntomas para reconocerla? De entrada, hay que saber que la micosis cutánea puede aparecer a cualquier edad, tanto en adultos como en niños, afectando a diferentes partes del cuerpo.


    Los síntomas de la micosis cutánea varían en función del tipo de hongo que afecta a la piel, siendo lo más frecuente la aparición en el cuerpo de unas manchas blancas o rojizas que, entre otros, pueden producir malestar y sensación de picor. Son los síntomas más evidentes de que podemos estar ante una infección por hongos. Son muchos los espacios en los que somos susceptibles de contraer una infección de este tipo, tales como gimnasios o piscinas, la playa o lugares frecuentados por animales (gatos, perros), o espacios con elevados niveles de humedad y altas temperaturas, así como la falta de higiene que también puede promover la proliferación de hongos.

    Ciertos desequilibrios de nuestro organismo, o un particular estado de debilidad, nos hacen más vulnerables al ataque de estos microorganismos. Las partes del cuerpo más propensas a las infecciones fúngicas son las zonas íntimas, el cuero cabelludo, las uñas (especialmente de los pies), aunque en general cualquier zona del cuerpo puede verse afectada. A continuación, vamos a ver cuáles son las infecciones por hongos de la piel más comunes.


    Una de las infecciones fúngicas de la piel más desagradables y molestas es, sin duda, la tiña, una infección causada por los hongos denominados dermatofitos que se alimentan de queratina. Puede afectar a diferentes zonas del cuerpo como el cuero cabelludo (tinea capitis), el tronco (tinea corporis), la cara (tiña de la cara), las manos ( manum tinea ), los pies (tiña podal, también llamada pie de atleta), las uñas (tinea unguium) y la ingle (tiña crural).

    El síntoma más común de la tiña es la aparición de unas características máculas que evolucionan siguiendo un patrón radial. La cura de la tiña requiere tiempo, porque los hongos dermatofitos se caracterizan por ser muy resistentes. Existen medicamentos de uso tópico y productos de higiene específicos que nuestro dermatólogo nos prescribirá para tratar este problema de la piel.


    Algunas micosis son causadas por levaduras, la mayoría de ellas presentes en nuestro cuerpo, como la Cándida Albicans. Incluso la pitriasis versicolor, denominada hongo del mar-provoca la aparición de unas manchas blancas bastante grandes- está provocada por una levadura.

    La infección por Cándida puede afectar a las membranas mucosas, al interior de la boca, a los labios o las zonas corporales íntimas, así como a las uñas. Para su tratamiento se prescriben determinados antifúngicos, pomadas y medicamentos de uso tópico, siendo la prevención la mejor arma para combatirla. La alimentación, en este caso, es de gran ayuda. Una dieta rica en fibra, frutas y verduras, y con menos presencia de azúcar o bebidas alcohólicas, así como una higiene adecuada.

    Un estilo de vida saludable refuerza el sistema inmune y ayuda a mantener alejada esta infección.


    Si sospechamos que podemos tener una infección de la piel por hongos, lo más aconsejable es acudir al dermatólogo para realizar un examen y confirmar o descartar el diagnóstico. Aunque en ocasiones los síntomas son evidentes, es cierto que en otros puede generar. Para ello, el médico puede tomar una muestra de la piel (proceso indoloro) para analizar al microscópico la lesión de la piel y detectar un posible cultivo de hongos. Una vez determinado qué tipo de hongo es el responsable de la infección, el médico prescribirá el tratamiento más adecuado, bien a través de vía oral o con la aplicación de ungüentos, lociones o productos de higiene específicos.

    892

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares