Navidad 2016

Mindfulness y exploración del cuerpo: ¿en qué consiste?

Mindfulness y exploración del cuerpo: ¿en qué consiste?

La exploración corporal, una técnica de Mindfullness, es una herramienta para tomar conciencia de nuestro cuerpo y aceptar las sensaciones y emociones.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Mente, Mindfulness
Última actualización:
    Mindfulness y exploración del cuerpo: ¿en qué consiste?

    La exploración del cuerpo es una de las técnicas de Mindfulness, y que puede definirse como una disciplina que, utilizando la meditación como herramienta, persigue la atención plena y consciente de las sensaciones y experiencias del momento presente. El objetivo de la exploración o recorrido corporal es potenciar la atención en las sensaciones de las diferentes partes del cuerpo. Podemos toparnos con emociones como el enfado, miedo, alegría o tristeza, y en ese momento, respirar, observar y aceptarla aunque nos resulte incómoda, porque aquí la reside la clave para aprender a enfrentarnos a las emociones más libremente y con menos estrés o presión, dejándonos arrastrar por ellas.

    La exploración corporal se suele realizar tumbado, sobre una colchoneta o colchón y colocando un cojín debajo de la cabeza (también está la opción de hacerlo sentado). De manera opcional también se pueden colocar unos cojines debajo de las rodillas para evitar tensiones lumbares. Lo importante es encontrar una postura en la que realmente nos sintamos cómodos. Los brazos los podemos colocar a lo largo del cuerpo o colocando las manos sobre el estómago.

    El primer paso es tomar conciencia del cuerpo, como si de un todo se tratara, y para ello hay que notar cada sensación, intentando ser consciente de todo tu cuerpo (peso, temperatura, forma…). El siguiente paso será la respiración, tomar conciencia de cómo entra y sale el aire del cuerpo. La respiración nos ayuda a relajar el cuerpo y a mitigar las tensiones. Una vez superada esta fase, centraremos la atención en cada parte del cuerpo, recorriéndolo lentamente desde la cabeza a los pies, y deteniéndonos un momento en cada zona y capturando las sensaciones que nos transmiten (desde la comodidad o relajación a la tensión). La exploración corporal implica aceptar todas las sensaciones que son un reflejo de cómo nos sentimos, sin aferrarnos a ellas, solo aceptándolas tal y como llegan. No se trata de cambiar nada, ni de juzgar o reflexionar; simplemente de estar, que no pensar, en el momento presente.

    También te puede interesar: 7 posturas simples de yoga que practicar todos los días y descubre los beneficios del pilates para mujeres.

    467

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludMenteMindfulness

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares