Navidad 2016

Mioma de útero: conoce qué es y su tratamiento

Mioma de útero: conoce qué es y su tratamiento

Mioma de útero: conoce qué es y su tratamiento. El mioma de útero es uno de los tumores benignos que más sufren las mujeres. De hecho 1 de cada 4 mujeres los sufre o sufrirá entre los 35 y 55 años de edad. La extirpación es uno de los tratamientos a seguir pero no es el único, todo dependerá del volumen del mioma.

por en Cáncer, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas ciclo menstrual
Última actualización:

    Miomas

    Mioma de útero: conoce qué es y su tratamiento. En algunas ocasiones hemos oído hablar sobre el mioma de útero o fibroma uterino. Sin embargo, no todas sabemos lo que es, a que se debe o como afrontarlo. El mioma es un tumor no canceroso que es muy frecuente entre mujeres de entre 35 y 55 años. Por otro lado, en mujeres menores de esta edad es muy poco usual que aparezca. Como acabamos de decir, este problema es muy frecuente y se estima que aproximadamente como media una de cada cuatro mujeres lo padece. En algunas ocasiones se hace extremadamente grande mientras que en otras su tamaño no varía sin ser necesaria intervención. ¿quieres conocer más sobre el mioma de útero? ¡continua leyendo!


    Es uno de los problemas a los que más mujeres se enfrentan entre los 35 y 55 años de edad. De hecho se estima que aproximadamente una de cada cuatro mujeres lo sufre o sufrirá durante ese intervalo de años.

    Un mioma o fibroma uterino es un tumor benigno que se produce en el interior del útero (matriz) y que provoca que éste aumente de tamaño.

    Se produce por un aumento de las células musculares del útero y en la mayoría de los casos suelen ser múltiples.

    Los miomas uterinos se desarrollan y crecen dependiendo de los estrógenos, mayoritariamente. Esta hormona parece ser la gran causante de los fibromas y aquellas situaciones en las que exista un desequilibrio hormonal relacionado con los estrógenos pueden provocar la creación o crecimiento del mismo. Por ejemplo las mujeres con sobrepeso que, debido a esto, son más propensas a sufrir un aborto, también generan una cantidad mayor de estrógenos, lo que aumentará la probabilidad de tener un mioma o fibroma.

    Por otro lado, también se tienen en cuenta factores genéticos ya que se presupone que hay cierta predisposición genética a padecerlos.

    Existen varios síntomas característicos de los miomas o fibromas, entre ellos:

    • Calambres pélvicos y dolor con los períodos.
    • Hinchazón abdominal.
    • Sangrados menstruales abundantes (menorragia) y sangrados entre periodos. En ocasiones estos sangrados llevan a que la mujer padezca anemia y tenga que seguir una dieta para reponer esa carencia de hierro.
    • Dolor durante la relación sexual.
    • Estreñimiento crónico.
    • Hemorroides.
    • Problemas urinarios.
    • Problemas de fertilidad.

    En muchas ocasiones la mujer no presentará ninguno de estos síntomas y será el médico o especialista quién detectará el mioma tras un examen rutinario.

    De ahí, entre otras causas, la importancia de los exámenes periódicos con nuestro ginecólogo.

    No hay un único tratamiento y todo depende del volumen del mioma y de la situación personal de la mujer. Los tratamientos varían siendo los más usuales:

    • Pastillas anticonceptivas. Con estas pastillas controlaremos los períodos menstruales y su sangrado de tal forma que podremos controlar los efectos que provocan.
    • Dispositivos intrauterinos (DIU). La hormona de progestágeno ayuda a reducir el dolor durante el periodo y el sangrado abundante.
    • Suplementos de hierro para paliar la anemia.
    • Inyecciones de hormonoterapia durante un corto espacio de tiempo para intentar reducir el tamaño de los miomas.

    La cirugía se produce en casos en los que el mioma es muy grande y existen varios tipos:

    • Miomectomía: es el procedimiento elegido por aquellas mujeres que se van a someter a la intervención y quieren tener hijos en un futuro.
    • Histerectomía: es otro procedimiento que en algunas ocasiones tiene efectos traumáticos para aquella mujer que lo elige. Esta clase de cirugía extirpa el útero o la matriz de la mujer con lo que no podrá volver a tener hijos, y para muchas mujeres supone un trauma añadido.
    • Histeroscopia quirúrgica: se utiliza para miomas pequeños y localizados. Se realiza insertando una pequeña cámara dentro del útero y proceder a la extirpación del fibroma.

    Una vez que conocemos qué es, cuáles son sus síntomas y principalmente, cual es la frecuencia de aparición de estos tumores en las mujeres, recomendamos encarecidamente realizar exámenes anuales o periódicos.

    Un examen rutinario puede localizar, por ejemplo miomas o fibromas y cuanto antes se localicen antes se tratarán y dejaremos de padecerlos.

    958

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerSalud de MujerConsejos SaludProblemas ciclo menstrual

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares