Navidad 2016

Miopía: Desvelan 24 genes implicados en su aparición

Miopía: Desvelan 24 genes implicados en su aparición

Miopía: Desvelan 24 genes implicados en su aparición. Un hallazgo que permite indagar un poco más en el desarrollo de una alteración que puede estar detrás de la ceguera o de la pérdida de capacidad visual. Nuevos genes que permitirán avanzar en el desarrollo de nuevos métodos y estrategias de prevención y tratamiento.

por en Enfermedades frecuentes, Investigaciones Médicas, Prevención, Salud de Mujer, Ojos
Última actualización:

    Miopia

    Miopía: Desvelan 24 genes implicados en su aparición. Genes que estarían detrás de las alteraciones de refracción o miopía, una de los principales factores de riesgo de la ceguera y la merma de la capacidad visual, y para la que como han señalado los expertos aún no hay cura. Este nuevo hallazgo llega de la mano del grupo internacional de investigadores (Europa, Australia, Asia y Estados Unidos) que han estado dirigidos por el Kings College de Reino Unido. Los resultados del estudio constituyen un paso importante para seguir avanzando en el estudio de nuevos tratamientos y métodos preventivos de la miopía.


    ¿Cuál es la causa de la miopía?, ¿cuántos genes están implicados en su aparición? Preguntas a las que han dado respuesta los investigadores –cuyo estudio se ha publicado en Nature Genetics- al desvelar hasta 24 genes nuevos implicados en el defecto de refracción –miopía- y que constituye una de las principales causas de discapacidad visual y ceguera. Se estima, según datos médicos, que más del 35% de la población padece miopía. Durante la infancia y la adolescencia, etapas en las que se tiene lugar el desarrollo visual, el ojo de las personas con miopía crece más de lo habitual, por lo que al entrar la luz, en lugar de enfocarse en la retina, lo hace sobre ella. Esto provoca que la imagen que se percibe sea borrosa, una alteración visual que, hasta ahora, se puede corregir con gafas, lentillas o con cirugía.

    Pero en los casos más severos de miopía, hay que tener en cuenta algunas complicaciones relacionadas con la retina, como desprendimiento, glaucoma o degeneración macular.

    Aunque todavía queda camino para seguir investigando e indagando en los antecedentes genéticos o hereditarios, los resultados hallados hasta ahora permiten seguir avanzando en el descubrimiento de nuevos tratamientos y en la mejora de la prevención.

    Encontrar los 24 genes que estarían detrás de la miopía ha sido posible gracias a la colaboración de los investigadores con el Consorcio para la Refracción y la Miopía, CREMA, y que ha permitido disponer para analizar los datos genéticos de más de 45.000 personas procedentes de una treintena de estudios anteriores. El análisis de los datos, y de los errores refractivos detectados en los participantes, ha permitido la detección de estos 24 genes implicados y que, también hay que señalarlo, se suman a los dos genes que se habían detectado con anterioridad.

    Tal y como recogen los resultados del estudio, los genes descubiertos están relacionados con el funcionamiento del cerebro e intervienen en la señalización del tejido ocular, el desarrollo del ojo y la estructura ocular. Los investigadores apuntan a que ser portadores de estos genes aumenta hasta diez veces el riesgo de padecer miopía.

    Los antecedentes genéticos se sumarían así a otros factores que también pueden elevar los riesgos de padecer miopía, tales como los factores ambientales –la lectura- o la falta de exposición a la luz solar pueden hacer que aumente la miopía. Aunque los científicos ya tenían evidencias de la miopía puede ser hereditaria, hasta ahora se desconocía prácticamente todo sobre las causas genéticas. Este nuevo estudio, cuyos resultados se acaban de presentar, abre nuevas vías para el desarrollo de nuevos métodos de prevención y estrategias de tratamiento.

    713

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesInvestigaciones MédicasPrevenciónSalud de MujerOjos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares