Mitos sobre la esquizofrenia que deberías conocer

Romper los mitos sobre la esquizofrenia empieza por desenmascarar las creencias que, erróneamente, se han dado por válidas.

por , il

    Mitos sobre la esquizofrenia que deberías conocer

    Los prejuicios y los mitos sobre la esquizofrenia que deberías conocer y que, durante mucho tiempo, han sido una barrera prácticamente insalvable para las personas que padecen uno de los trastornos mentales más complejos.

    La esquizofrenia es una enfermedad mental crónica y severa, que afecta al pensamiento, a la capacidad de relacionarse con los demás y al dominio de las emociones.

    La salud mental sigue siendo un campo donde la ciencia tiene todavía trabajo por hacer para desmontar mitos y creencias erróneas. Mitos sin aval científico que han contribuido al estigma que ha perseguido a la esquizofrenia, lo que lleva a menudo a quien lo padece a no hablar sobre su enfermedad mental. Eston son las mentiras de la esquizofrenia que conviene desmontar.

    La esquizofrenia no se puede curar

    La esquizofrenia es tratable. A día de hoy la esquizofrenia es una enfermedad crónica que se puede controlar eficazmente. Los síntomas de la esquizofrenia pueden durar toda la vida, pero los tratamientos actuales (farmacológicos y psicológicos) son mucho más eficaces y en muchos casos pueden anular prácticamente los síntomas. La persona con esquizofrenia puede llevar una vida normal.

    Las drogas causan esquizofrenia

    La drogas son perjudiciales para la salud, pero no causan esquizofrenia. Sin embargo, el consumo de sustancias adictivas sí agrava la evolución y los síntomas de la enfermedad. El diagnóstico de esquizofrenia puede ser un duro golpe emocional, lo que hace a la persona más vulnerable a caer en el consumo de determinadas drogas.

    La esquizofrenia es un trastorno de doble personalidad

    No, no lo es. Las personas con esquizofrenia separan sus pensamientos de sus sentimientos, incapaces de integrarlos, afectando a su memoria inmediata, su voluntad, capacidad de concentración o iniciativa. Pero no es un trastorno de doble personalidad.

    Las personas con esquizofrenia son peligrosas

    Uno de los mitos acerca de la esquizofrenia más extendidos, pero erróneos. Y es que cuando estas personas sufren un brote psicótico (alucionaciones o delirios) tienden a esconderse y aislarse por miedo, siendo más probable que sean víctimas y no agresores. Las actitudes violentas no están causadas por la enfermedad en sí, sino que suelen estar asociadas a adicciones, consumo de drogas o abandono de la medicación, entre otras.

    La esquizofrenia se hereda de padres a hijos

    Diversos estudios científicos han apuntado hacia determinados genes que podrían aumentar el riesgo de padecer esquizofrenia. No se hereda la enfermedad, sino la predisposición genética a padecerla, lo que no quiere decir que inexorablemente se vaya a desarrollar.

    También te puede interesar: Higiene mental: consejos para cuidar nuestra salud emocional y todo sobre los problemas de salud mental: cómo hablarlos con tu jefe.