Navidad 2016

Mitos sobre los probióticos

Mitos sobre los probióticos

¿Conocemos realmente sus beneficios? No todos son iguales, y además están expuestos a mitos y falsas creencias.

por en Alimentación, Nutrición, Salud de Mujer, Consejos Salud
    Mitos sobre los probióticos

    Existen numerosos probióticos en los alimentos fermentados, sobre todo en los yogures, kéfir, leche fermentada, miso y tempeh. Microorganismos, principalmente bacterias, que actúan desde el tracto gastrointestinal como escudo ante los gérmenes patógenos, ayudando a reforzar las defensas y mejorar la salud digestiva. Bacterias ácido-lácticas de las que se incluyen cepas seleccionadas de Bifidobacterium, Lactobacillus, Lactococcus… Encontrar alimentos que los incluyen en su composición es cada vez más habitual, bajo la etiqueta, por ejemplo, de bio. Pero, ¿realmente conocemos sus beneficios? A los probióticos, como a muchos otros alimentos, también les persiguen algunos mitos que conviene desterrar para que tomarlos sea de verdad bueno para la salud.

    Totalmente erróneo, porque pueden ser bacterias, hongos o levaduras; provenir de una única cepa o de varias, lo que hace que cada microorganismo tenga propiedades diferentes. Es decir, hay que tener en cuenta varios factores, como la especia y la cepa, para determinar qué tipo de probiótico es. Además, lo importante cuando se incluyen probióticos en la dieta es hacerlo en las cantidades adecuadas, y a ser posible tomarlos a diario.

    No todos. Sí es cierto que es uno de los alimentos que con más frecuente incluye probióticos, pero el mero hecho de que sea yogur no quiere decir que los contenga.

    Podemos encontrar yogures con Lactobacillus bulgaricus, Streptococcus thermophilus, L. acidophilus, L. casei…

    Es uno de los mitos más extendidos pero que, lógicamente, no es cierto. Los probióticos sí pueden ser un buen complemento para seguir una alimentación sana cuando estamos siguiendo un tratamiento con fármacos, pero en ningún caso debe ser considerado un sustituto de ningún medicamento.

    Tomar probióticos es bueno para la salud, y entre sus efectos se incluye el de activar las defensas, pero esto no quiere decir que estemos totalmente libres de padecer un resfriado. Por ahora, no hay conclusiones definitivas que avalen que los beneficios que reportan los probióticos al sistema inmune alcancen a prevenir el resfriado. Es decir, seguir una dieta sana deber ser una de las medidas preventivas, pero la única, para evitar un molesto trastorno como el resfriado. Normalmente, son recomendados en casos de diarrea, problemas digestivos, síndrome de intestino irritable, colitis o estreñimiento.

    Aunque el etiquetado es cierto que ha mejorado mucho, todavía no indica de manera específica el tipo de bacterias o la cantidad presente en todos los alimentos.

    También te puede interesar: 7 falsos mitos sobre los huevos y descubre los 10 falsos mitos sobre el agua.

    605

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares