¿Mujeres emotivas? La emotividad no es un defecto, lo afirma una psiquiatra neoyorquina

¿Mujeres emotivas? La emotividad no es un defecto, lo afirma una psiquiatra neoyorquina

Las emociones forman parte de cada minuto de nuestra vida, por eso el ser una persona emotiva no debe ser considerado un defecto, sino más bien como la capacidad de vivr cada situación de manera intensa.

por en Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Personalidad femenina
Ultimo aggiornamento:

    Expresar las emociones ha sido, históricamente, considerado una debilidad de las mujeres. Nada más lejos de la realidad. ¿Eres una mujer emotiva? La psiquiatra neoryorquina Julie Holland asegura que la histeria e, incluso la inconstancia, son cualquier cosa menos contraproducentes. Una interesante teoría que desarrolla en su libro, Moody Bitches: The Truth About the Drugs You’re Taking, The Sleep You’re Missing, the Sex You’re Not Having, and What’s Really Making You Crazy (la verdad sobre los fármacos que estás tomando, el sexo que no estás teniendo, el sueño que estás perdiendo y lo que en realidad te está volviendo loco). El título expresa perfectamente el punto de vista de la autora. Y es que deberíamos dejar de sentirnos culpables por nuestra vulnerabilidad emocional y aprender a convertirlo en una fortaleza.

    La psiquiatra Julie Holland cree firmemente que los defectos que los hombres han atribuido a las mujeres durante siglos son, de hecho, nuestra fortaleza. Las emociones, con todo lo que conlleva, o la inconstancia, la histeria, la frustración y así sucesivamente, son simplemente sintomáticas de una sensibilidad más marcada. Una sensibilidad femenina que permite a la mujer adaptarse más fácilmente al mundo que la rodea, siendo capaz de empatizar mejor con los demás. Así que lejos de considerarlo como un defecto, hay que empezar a verlo como una virtud propia de la personalidad femenina.

    Julie Holland subraya que no se trata sin más de una teoría feminista, sino basada en datos científicos y en los resultados de la investigación de otra erudita, la neuropsiquiatra Louann Brizendine. En el libro El cerebro femenino, Louann sostiene que el cerebro de la mujer y el del hombre son diferentes por naturaleza, teniendo además el femenino alguna ventaja. Sobre esta base subyace la teoría de Julie Holland, según la cual vivir plenamente nuestras emociones nos ayuda a sentirnos más seguro y contentos con nosotros mismos. Sin embargo, como asegura la autora, “se nos ha enseñado a pedir perdón por nuestras lágrimas, a reprimir nuestra ira y esconder nuestros miedos a ser llamada histérica” ¿La solución? “Seguir una “buena dieta”, hacer “buen sexo” y “buen ejercicio” y, finalmente, tener una buena conciencia de sí mismo es todo lo que necesita para elevar su estado de ánimo y vivir plenamente su vida.

    Por último, evitar el uso de drogas psicotrópicas, que en lugar de ayudarnos, desencadenan mecanismos adversos para la salud. Para la autora, el uso inadecuado de estos medicamentos no solo reprime un aspecto fundamental del ser mujer, sino que también puede tener consecuencias negativas para la salud. Algunos antidepresivos, por ejemplo, pueden llevar a la apatía, interferir en la vida sexual, inhibir la creatividad y adormecer los sentimientos hasta incluso para encontrar el amor.

    También te puede interesar: Controlar las emociones: ¿Cómo afectan a tu salud? y descubre a qué se deben los cambios de humor repentinos en la mujer.

    599

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerConsejos SaludPersonalidad femenina Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares