Navidad 2016

Mujeres y hombres: ¿En qué puntos nos diferenciamos?

Mujeres y hombres: ¿En qué puntos nos diferenciamos?

Mujeres y hombres: ¿En qué puntos nos diferenciamos? Las mujeres somos más sensibles, más cálidas y más intuitivas, mientras que ellos tienen más autocontrol, dominio y estabilidad emocional. Son algunas de las diferencias entre hombres y mujeres que constata un estudio sobre los rasgos de personalidad y en el que han participado 10.000 personas .

por en Investigaciones Médicas, Psicología, Salud de Mujer, Personalidad femenina
Última actualización:

    mujeres y hombres personalidad

    Mujeres y hombres: ¿En qué puntos nos diferenciamos? La respuesta, hasta en 15 rasgos de la personalidad. Somos, en términos psicológicos, más diferentes de lo que pensamos, según constata el estudio de investigación sobre las diferencias de personalidad entre las mujeres y los hombres. Ellas son más sensibles, cálidas y aprensivas. En ellos, la estabilidad emocional, el control y el dominio son rasgos más marcados de su personalidad. Pero hay más diferencias, las cuales al final nos hacen únicos a cada uno de nosotros.


    ¿Somos iguales mujeres y hombres? Una pregunta, lógicamente planteada en términos médicos y psicológicos, cuya respuesta es no. Somos distintos, mucho más de lo que pensamos, según constata el estudio sobre los rasgos de la personalidad y las características psicológicas de mujeres y hombres y en el que han participado 10.000 personas.

    De hecho, por regla general, nos enfrentamos de manera muy diferente a los problemas (lo que entre otros factores, nos hace más propensas a las situaciones de estrés), somos más proclives a padecer determinadas enfermedades (osteoporosis, migrañas, entre otras) y las mujeres solemos hacer gala de una mayor sensibilidad.

    El estudio, realizado por la Universidad de Turín (Italia) en colaboración con la Escuela de Negocios de Manchester (Reino Unido), señala que, de entrada, los rasgos de personalidad más marcados en las mujeres, son la sensibilidad, la aprensión y la calidez, mientras que ellos son más estables emocionalmente, tienen un mayor dominio de sí mismo y un mayor adherencia a las reglas y normas establecidas. Unas diferencias que, como añaden los investigadores, también pueden estar condicionadas por los factores culturales, sociales o biológicos, lo que en buena medida determina nuestra manera de enfrentarnos a las situaciones. Sin embargo, lo más curioso de las conclusiones es que de alguna manera avalan la creencia generalizada de que las mujeres son más sensibles y tienen más intuición, mientras que ellos son más tendentes al autocontrol y a la obstinación.

    Los rasgos de personalidad que se han estudiado han sido 15, agrupados en cinco grupos:

    • Extraversión (calidad, audacia social, animación, confianza, privacidad).
    • Ansiedad (vigilancia, estabilidad emocional, tensión, aprensión).
    • Obstinación (sensibilidad, apertura al cambio, calidez, abstracción).
    • Independencia (osadía social, vigilancia, dominio y apertura al cambio).
    • Autocontrol (perfeccionismo, cumplimiento de las reglas, animación).

    Somos diferentes, sí, pero eso esas diferencias no deben llevar a pensar que unos u otros, hombres o mujeres, son mejores o peores. En la diferencia, en este caso, está precisamente la posibilidad de conocernos mejor y acercar las visiones sobre los rasgos de personalidad y cómo influyen en nuestro comportamiento, en nuestros hábitos de vida y, a la larga, en nuestra salud.

    588

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Investigaciones MédicasPsicologíaSalud de MujerPersonalidad femenina

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares