Navidad 2016

Muslos firmes: Ejercicios para presumir de figura

Muslos firmes: Ejercicios para presumir de figura

Muslos firmes: Ejercicios para presumir de figura. Los muslos no solo son una de las zonas más rebeldes del cuerpo, sino también una de las que resulta más fácil trabajar y conseguir rápidos resultados. Si quieres lucir figura, te proponemos unos sencillos ejercicios, con los que trabajar los glúteos, piernas y muslos.

por en Fitness, Salud de Mujer, Consejos Salud, En Forma
Última actualización:

    muslos firmes

    Para presumir de figura hay que trabajar ciertas zonas, por ejemplo, con unos sencillos ejercicios, que puedes poner en práctica en tu propia casa, para conseguir unos muslos firmes. Trabajar esta zona del cuerpo –en la que por cierto tienden también a acumularse los kilos de más- nos permitirá conseguir resultados bastante efectivos y rápidos. Ejercicios para combatir la flacidez y para esculpir nuestra figura, aprovechando al tiempo los efectos beneficios de mantenernos activas. Tres o cuatro sesiones de estos ejercicios a la semana nos demostrarán que el esfuerzo merece la pena.


    Los muslos son una de las zonas más rebeldes del cuerpo –la celulitis, por ejemplo, se suele incrustar más que en otras zonas-. Para conservar firme esta zona te proponemos una serie de sencillos ejercicios que, además, podrás poner en práctica en tu propia casa. Ejercicios con los que no solo vamos a trabajar la zona de los muslos, sino también las piernas y el vientre, para completar el trabajo sobre las zonas principales que definen y esculpen nuestra silueta. Si quieres presumir de figura, solo hace falta tener un poco de constancia y dedicar unos minutos al día a realizar ejercicios como los que te proponemos.


    Consejo: hacer los ejercicios en varias sesiones con diez repeticiones y descanso unos segundos entre ellas.

    Para el primer ejercicio, nos tumbamos de lado, apoyando la cabeza en el brazo. De manera ligera, flexionamos la pierna de bajo y estiramos la de arriba con el pie hacia el suelo. Levantamos y bajamos la pierna de arriba.

    En la misma posición –de lado y con la cabeza apoyada en un brazo-, flexionamos una pierna y estiramos la otra –la de arriba-, apoyando el pie en el suelo. La pierna estirada la levantamos diez veces. Cambio de postura y mismo ejercicio con la otra pierna.


    Nos tumbamos en el suelo, boca arriba, con ambas piernas estiradas, y colocamos las manos debajo de los glúteos. Sin flexionar, subimos y bajamos una pierna, manteniéndola rígida. Repetimos el ejercicio con la otra pierna.

    Cambiamos de postura y nos tumbamos boca abajo.

    Con los talones, tratamos de tocar los glúteos. Conviene hacer el ejercicio de manera lenta, no brusca. Repetimos con la otra pierna.


    Ejercicios para hacer en dos series, de 10y 20 repeticiones respectivamente. En el primer ejercicio, nos situamos de pie, y cogemos una pesa por mano. Doblamos las rodillas, flexionamos los brazos, y vamos bajando.

    El segundo ejercicio, seguimos de pie, colando las piernas en V invertida. Doblamos una rodilla y dejamos reposar todo el peso hacia ese lado. Repetimos con la otra rodilla.


    Igual que los anteriores, en dos series, de 10 y 20 repeticiones respectivamente. Nos tumbamos boca arriba, con los pies en el suelo y las rodillas ligeramente flexionadas. Los brazos, colócalos detrás de la cabeza. Levantamos la parte superior del cuerpo hasta dejar de tocar el suelo con los omoplatos.

    El segundo ejercicio para el vientre: Tumbados boca arriba, con las piernas ligeramente levantadas del sueño, extendemos una pierna y doblamos la contraria. Los brazos deben estar situados detrás de la cabeza. Alternamos ambos lados.

    679

    ESCRITO POR PUBLICADO EN FitnessSalud de MujerConsejos SaludEn Forma

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares