Navidad 2016

Nervio vago inflamado: síntomas y remedios

Nervio vago inflamado: síntomas y remedios

Nervio vago inflamado: síntomas y remedios. Un gran desconocido para la mayoría, pero con un papel esencial en el funcionamiento de nuestro organismo. Descubre qué síntomas delatan que algo no va bien en el nervio vago.

por en Enfermedades frecuentes, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Sistema nervioso
Última actualización:

    nervio vago inflamado

    El nervio vago inflamado, más que una enfermedad en sí, se puede definir como una de las caras de los trastornos que pueden afectar a este nervio en particular del cuerpo humano. ¿Cuáles son sus síntomas?, ¿hay remedios? Vamos a ver más detenidamente todo lo que rodea a este nervio y a los motivos por los que se puede inflamar.


    El nervio vago, procedente del cerebro, es el responsable de controlar el sistema parasimpático. Está involucrado en muchas funciones, desde los movimientos de la boca, al corazón o al hecho de sudar. El nervio vago puede verse afectado por diversas disfunciones y puede, al tiempo, desencadenar numerosos síntomas, más o menos molestos. Vamos a ver algunos datos básicos y útiles para aprender a prestarle atención y reconocer fácilmente los síntomas que delatan al nervio vago inflamado.


    Desconocido para la gran mayoría de la gente, el nervio vago es el décimo nervio cerebral, el más largo de su clase, extendiéndose desde el encéfalo hasta hacia el tronco y hasta la cavidad abdominal. Tenemos dos nervios vagos, uno a la derecha y otro a la izquierda del cuerpo humano.

    El protagonista del sistema parasimpático juega un papel muy importante en la regulación de los órganos internos, así como en el peristaltismo gastrointestinal y la sudoración. Además, se encarga de estimular la producción de ácido gástrico y regula los movimientos gastrointestinales durante la fase de la digestión.

    No solo está relacionado con los músculos, sino que desde el cráneo y hasta el abdomen, incluso pasando por el corazón y el estómago, el nervio vago cumple una función muy destacada dentro del funcionamiento de nuestro organismo.


    Si se inflama el nervio vago, sus funciones lógicamente se verán afectadas. Es posible que se debe a lo que se denomina como síndrome vagal, y que se caracteriza por náuseas, ardor de estómago, mareos, dolor de cabeza, taquicardia, dolor y rigidez en el cuello, vómitos o crisis vagal, la cual implica directamente al corazón y se manifiesta con algunos síntomas incómodos, tales como sudoración excesiva, palidez, malestar general, náuseas e, incluso, desmayos.


    Cada trastorno, lógicamente, requiere un cuidado específico. Si la disfunción del nervio vago se debe a una crisis con desmayos, disminución de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial, es posible que el médico prescriba algún fármaco específico. En el caso de los problemas que afectan al nervio vago es muy útil la denominada maniobra de Valsaba, que toma su nombre del médico y anatomista que la ideó, y que se debe realizar solo por manos expertos para evitar causar más daño que bien. Es una maniobra de compensación forzada del oído medio que ayuda a estimular los nervios vagos de ambos lados, derecha e izquierda, de una manera bastante eficaz.

    Recuerde que, si padece cualquiera de estos síntomas, y para contar con un diagnóstico certero y resolver todas las dudas, debe consultar siempre a su médico.

    También te puede interesar: las 10 preguntas que siempre debes hacer a tu médico.

    764

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludSistema nervioso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares