Navidad 2016

Neuralgia del trigémino: Causas de un dolor facial incapacitante

Neuralgia del trigémino: Causas de un dolor facial incapacitante

Neuralgia del trigémino: Causas de un dolor facial incapacitante. Estamos ante una patología cuyo principal síntoma ha sido calificado por los propios pacientes -cuatro de cada cien personas padecen esta patología- como el dolor más insoportable, localizado en un lado de la cara y que aparece en forma de brotes o crisis, las cuales pueden durar días o semanas. Es una patología con perfil femenino, ya que afecta más a las mujeres, sobre todo a partir de los 50.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Sistema nervioso
Última actualización:

    neuralgia trigemino

    Neuralgia del trigémino: Causas de un dolor facial incapacitante. Estamos ante una enfermedad neurológica, caracterizada por un dolor similar a un latigazo en la cara, definición que le ha valido el ser considerado como el dolor más insoportable. El dolor, provocado por la inflamación o irritación del nervio, puede durar entre unos segundos o minutos, tiempo suficiente para convertir a la neuralgia del trigémino –cuyos brotes pueden reaparecer durante días o semanas- en una patología incapacitante. Una patología con cierto rostro femenino, ya que es más frecuente entre las mujeres.


    Neuralgia del trigémino. Detrás de este nombre se esconde una de las patologías, por el dolor que la acompaña como síntoma más característico, más incapacitantes y difíciles de combatir. El dolor se manifiesta en forma en forma de latigazos en un lado de la cara. Dolor severo que puede durar apenas unos segundos o minutos, pero que puede llegar a ser tan intenso que los propios pacientes han bautizado a esta patología como uno de los dolores más insoportables. Las mujeres somos más vulnerables a padecerla, sobre todo a partir de los 50 años. Según datos médicos, estamos ante una patología neurológica que afecta a cuatro de cien mil personas.

    La neuralgia del trigémino se manifiesta en forma de brotes o crisis, las cuales pueden durar días o semanas.

    Según datos médicos, se estima que en torno al 20% de los pacientes tendrán un segundo episodio a lo largo de su vida y un 24% hasta tres.

    ¿Qué desencadena los ataques? Algo tan sencillo como lavarse los dientes o toser pueden provocar su aparición. Aunque en algunos casos no hay una causa conocida, la comprensión del nervio suele ser una de las respuestas, así como otros tipos de pinzamientos nerviosos provocado por un quiste o tumor benigno. La esclerosis múltiple y el infarto cerebral también pueden desencadenar su aparición.


    No siempre es fácil de diagnosticar. Por varios motivos. De un lado, porque su principal síntoma se puede solapar por una migraña o un problema dental y, por otro lado, porque tampoco se dispone de una prueba específica para su diagnóstico, el cual se debe confirmar con el examen físico, el historial del paciente, los antecedentes familiares, la descripción de los síntomas, sensibilidad de la córnea, duración del dolor, entre otros.


    Los pacientes diagnosticados de neuralgia del trigémino no suelen responder a los analgésicos, por lo que necesitan un tratamiento farmacológico más potente para combatir el dolor y aliviar la severidad de las crisis. Entre los fármacos destacan el tegretol y la carbamazepina, un antiepiléptico cuya eficacia han constatado diferentes estudios, aunque lo cierto es que no está exento de efectos secundarios que pueden obligar a suspender el tratamiento (vértigos, náuseas, reacciones alérgicas cutáneas, cefaleas).

    Otros fármacos utilizados en el tratamiento son los antiepilépticos de nueva generación (oxcarbazepina, gabapentina, lamotrigina o anticonvulsivos como clonazepam, fenitoína o valproato.

    Si el paciente no responde a los tratamientos con fármacos, está la opción de la cirugía (descomprensión microvascular y tratamientos ablativos entre las terapias disponibles).

    708

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludSistema nervioso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares