Navidad 2016

Nuevos trastornos alimentarios: Prevenirlos según la edad

Nuevos trastornos alimentarios: Prevenirlos según la edad

Nuevos trastornos alimentarios: Prevenirlos según la edad. La anorexia y la bulimia son los más conocidos y frecuentes, pero no los únicos trastornos y conductas patológicas relacionadas con la alimentación. Trastornos que comparten una realidad, si no se tratan a tiempo pueden poner en serio riesgo nuestra salud.

por en Salud de Mujer, Trastornos alimenticios, Consejos Dietas
Última actualización:

    trastornos alimenticios edad

    Anorexia y bulimia son dos de los más conocidos, pero la lista de nuevos trastornos alimentarios se ha ampliado en los últimos años con la descripción de otros desórdenes o alteraciones de la conducta con la comida. ¿Cómo prevenirlos según la edad? Algunos comparten síntomas, los cuales conviene conocer para detectar un problema que, si no se trata adecuadamente y se mantiene en el tiempo, puede provocar serias consecuencias para nuestra salud.


    Permarexia, trastorno por atracón, síndrome del comedor nocturno, drunkorexia, potomanía o síndrome de comedor selectivo. Son algunos de los nuevos trastornos alimentarios que no solo conviene conocer para prevenirlos, sino que si perduran en el tiempo pueden poner en serio riesgo nuestra salud. No podemos olvidar que somos lo que comemos o, en otras palabras, la alimentación es fundamental para mantener nuestra salud física y mental. Los trastornos o conductas patológicas relacionadas con la alimentación no solo se han convertido en un problema de salud importante –por el aumento de casos-, sino porque cada vez se detectan a edades más tempranas. La prevención es esencial, pero antes veamos cuáles son las características de estos nuevos trastornos alimentarios.


    La anorexia y la bulimia son los trastornos más conocidos y frecuentes, pero los únicos. Trastornos que se traducen en una preocupación constante y excesiva por estar a dieta y controlar lo que se come. Precisamente la obsesión por las dietas tiene nombre, se denomina permarexia, una preocupación por el peso que se puede convertir en trastorno. La necesidad de estar siempre a régimen, incluso dejando de hacer vida social, es una de sus principales señales.

    El trastorno por atracón o síndrome del comedor nocturno podríamos definirlo como justamente lo contrario, ya que son trastornos caracterizados por la ingesta de grandes cantidades de alimentos sin control o comer, sobre todo, de madrugada.


    Hay tres nuevos trastornos alimentarios con una incidencia mayor entre los más jóvenes. Problemas de conducta con la comida que suelen esconder detrás un problema de autoestima. Los más habituales, la drunkorexia –comer lo mínimo para beber sin límites y sin engordar-, la diabulimia –ajustar las dosis de insulina no para controlar la enfermedad sino para no engordar-y la bulimarexia –una combinación de anorexia y bulimia caracterizada por la restricción de alimentación, atracones y conductas purgativas-.

    Hay otros trastornos que están ligados a problemas de autoestima y salud mental, como el síndrome del comedor selectivo –tomar menos de diez alimentos diferentes durante largos periodos- o el síndrome del gourmet –solo aquello que es exquisito o nos gusta más-, la potomanía –obsesión por beber agua- y la ortorexia –obsesión por comer solo cosas sanas-.


    La prevención es un pilar fundamental para el tratamiento de los trastornos alimentarios. Prevención que empieza en la infancia. Así, según aconsejan los expertos, durante los primeros años hay que evitar los comentarios sobre la gordura de los más pequeños. En la adolescencia hay que procurar alejarse de los estereotipos que vinculan delgadez y éxito. Por su parte, a partir de los 20 y en la edad adulta, hay que estar alerta ante síntomas que pueden afectar a la autoestima (problemas sentimentales, laborales, personales). Si se quiere hacer dieta, siempre bajo consejo médico. En la menopausia hay que vigilar las depresiones relacionadas con problemas alimentarios.

    777

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Salud de MujerTrastornos alimenticiosConsejos Dietas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares